¿Cuál es tu objetivo número uno como médico? Si lo primero que has pensado no ha sido captar pacientes, mejor será que dejes de leer este post. Si continúas leyendo estarás de acuerdo conmigo que atraer usuarios a tu clínica no es tarea fácil. Y lo siento, pero la publicidad clásica ya no funciona. Los usuarios no somos tontos, y todo lo que suene a propaganda nos huele a chamusquina. ¿Qué es lo que nos conquista? La información, es decir, los contenidos interesantes y valiosos.

10 trucos para crear contenidos adictivos y captar pacientes

Los expertos en redes sociales aconsejan utilizar la norma 80-20 (algunos incluso la norma 90-10). ¿En qué consiste? En que el contenido que se debe publicar en Facebook, Twitter u otras redes sociales debe ser 80 %  de información, frente a un 20 %  de publicidad. ¿Por qué esta norma? Porque si lo único que publicamos en las redes sociales es lo maravillosa que es nuestra clínica, es muy probable que la gente deje de seguirnos por considerarnos spam.

Si quieres empezar a captar pacientes con tus contenidos, lo primero es generar confianza. ¿Cómo? Creando un contenido…

  1. Que sea útil. Muchas veces utilizamos internet para buscar información. Danos esa información que necesitamos. No publiques cosas rebuscadas. Elige consejos prácticos; no fallarás.
  2. Que sea de actualidad. Sigue las noticias, blogs influyentes y ten presente las tendencias. Y si te pierdes, que no cunda el pánico: utiliza herramientas como Google Trends para ver de qué se está hablando.
  3. Que sea fácil de leer. Escribir bien no es escribir enrevesado. Si empezamos a leer un artículo y no nos enteramos de nada en la primera frase, hazte a la idea de que no vamos a seguir leyendo. Los internautas somos muy impacientes. Recuerda que hay mucha información y, sobre todo, distracciones.
  4. Que llame la atención. No basta con ser claro, hay que entretener. Utiliza el ingenio. Cómete la cabeza para sorprendernos. El cineasta Billy Wilder decía que el espectador se tiene que olvidar de que ha dejado el coche en doble fila. Intenta hacer tú lo mismo.
  5. Que tenga un título potente. Es lo primero que vemos, si el título no nos dice nada, estás perdido. Si te faltan las ideas, no tengas reparos en utilizar plantillas. ¡No se nace sabiendo!
  6. Que aporte datos. ¿Qué frase te llama más la atención? «La hepatitis es una enfermedad grave» o «La hepatitis es la octava causa de muerte en el mundo». La segunda, ¿verdad? Enriquece tu texto con detalles, como cifras o porcentajes.
  7. Que sea original. Google penaliza el contenido duplicado porque quiere darle al usuario la mejor experiencia de búsqueda. Por supuesto, no plagies. Pero tampoco cometas el error de publicar el mismo contenido en dos webs diferentes.
  8. Que sea visual. Siempre que puedas, ilustra tus textos con una imagen. Sobre todo si vas a publicar contenido en las redes sociales. Según los expertos, los post de Facebook que tienen fotos obtienen un 39 % más interacciones. Y los publicados en Twitter un 35 % más.
  9. Que sea emotivo. No somos máquinas, y no podemos resistirnos a un contenido emotivo. ¿Sabes cuántas visitas tiene el vídeo del bebé sordo que oye por primera vez? ¡Más de 10.000.000!
  10. Que sea cercano. Es un alivio que nuestro médico sea simpático, amable y comprensivo en la vida real. Pues también es un alivio que sea así en internet. En especial cuando nos responde a una duda que nos preocupa. Nunca olvides el lado humano en tu escritura.
Experta en marketing de contenidos, redes sociales y blogging. Mi objetivo: darte las mejores herramientas para mejorar tu reputación médica online y convertirte en el mejor médico 2.0.
Share on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn23Share on Google+2Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.