Siempre se ha dicho que los videojuegos crean adicción, fomentan el aislamiento, la violencia y conducen a la depresión. Desde la aparición de esta forma de entretenimiento, muchos estudios han alertado de lo perjudicial que es jugar a las «maquinitas». Hoy parece que esa óptica está cambiando. Un estudio de la American Psychological Association ha revelado que también los videojuegos tienen beneficios sociales, cognitivos y para la salud.

Según este estudio, los juegos de disparar se han mostrado eficaces para mejorar las habilidades espaciales y la capacidad para resolver problemas. Las recompensas a través de puntos y premios pueden mejorar la motivación de los niños y adolescentes a la hora de enfrentarse a una tarea determinada que requiere esfuerzo. Además está probado que mejoran la memoria y la atención. Y más curioso, ayudan a pacientes adultos con catarata congénita.

Videojuegos

No todos los videojuegos son solo entretenimiento. Los juegos serios, del inglés serious games, están diseñados para enseñar diversas disciplinas, fomentar valores sociales o mejorar la salud. Estos últimos buscan concienciar en la prevención de enfermedades, fomentar la vida sana, el deporte o el ejercicio intelectual. A continuación te mostramos algunos health games o juegos de salud.

  • Re-Mission. Este videojuego, creado por la fundación sin ánimo de lucro HopeLab, ayuda a los niños con cáncer a enfrentarse a su enfermedad. El juego consiste en ayudar a Roxxi, un nanorrobot infiltrado en el cuerpo, a eliminar las células del cáncer. El juego ha logrado un gran éxito debido a que facilita la adhesión de estos pacientes al tratamiento, así como a la comprensión de su enfermedad. Hoy en día es un referente en los juegos serios y se ha distribuido a unos 200.000 pacientes.
  • SPARX es un juego de rol (rol playing game) de temática fantástica en 3 D que ayuda a combatir la depresión, el estrés y la ansiedad en adolescentes. Basado en la terapia cognitivo-conductual, el jugador debe superar 7 desafíos en los que debe aprender a gestionar, por ejemplo, los pensamientos negativos o a relajarse. Según un estudio, este videojuego se ha mostrado tan eficaz para tratar la depresión en adolescentes como la propia terapia cognitiva contuctual.
  • SnowWorld es un sencillo videojuego de realidad virtual empleado como terapia contra el dolor en unidades de quemados. El objetivo es obligar al paciente a concentrarse en otra cosa que no sea el dolor. Pertrechado de un casco de realidad virtual y unos auriculares, el jugador debe lanzar bolas de nieve a unos pingüinos. Este sencillo juego ha dado más alivio que otros tratamientos como la morfina en los momentos más dolorosos, es decir, las curas.
  • VirtualRehab es un sistema de rehabilitación física que también emplea la realidad virtual. Utilizando Kinect de Microsoft, el paciente puede realizar los ejercicios establecidos por su especialista tanto en la clínica como en casa. Este sistema motiva al paciente a través de juegos y así favorece la adherencia al tratamiento. Mientras tanto, el profesional de la salud puede comprobar la evolución del paciente o planificar futuros ejercicios a través de internet.
  • Plan-IT Commander, galardonado con el primer premio en la categoría de salud en el Fun & Serious Game Festival de Bilbao, 2013, ayuda a tratar a niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). A través de un videojuego con formato aventura, el niño tendrá que resolver pequeños problemas trabajando en equipo o interactuando en una comunidad interna. A través de pequeñas pruebas o minijuegos el niño aprende a superar, divirtiéndose, los retos de este trastorno.

Si son innumerables las ventajas de los juegos serios para la salud, es cierto que aún quedan obstáculos que salvar. Pocos de estos videojuegos son evaluados científicamente, por tanto, aún no se sabe con certeza si estos juegos son una alternativa a las terapias convencionales. Además, muchos médicos que diseñan estos juegos se olvidan a menudo del ingrediente principal, la diversión, clave, por ejemplo, en la adhesión a un tratamiento.

Experta en marketing de contenidos, redes sociales y blogging. Mi objetivo: darte las mejores herramientas para mejorar tu reputación médica online y convertirte en el mejor médico 2.0.
Share on Facebook21Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn31Share on Google+8Pin on Pinterest3

You must be logged in to post a comment.