Contribuir a una digestión sin gases, inflamación, estreñimiento ni dolor. Es el propósito de La digestión perfecta (Libros Cúpula), el último trabajo de la Dra. Conchita Vidales Aznar, especialista en nutrición y medicina estética y antienvejecimiento, y directora médica de Nutrimedic. Este volumen indica cómo mejorar el funcionamiento del aparato digestivo y qué alimentos facilitan el proceso en condiciones saludables y de enfermedad. Además, contiene pruebas para saber si algunos alimentos muy comunes pueden estar causando daño.

Gracias a la digestión obtenemos los nutrientes necesarios para mantener nuestros órganos sanos.

¿Por qué es importante el proceso digestivo?

Nos permite obtener los nutrientes necesarios para vivir y para mantener nuestros órganos sanos. Si este proceso se ve alterado, la consecuencia inmediata será una peor absorción de nutrientes, con el consecuente deterioro de la salud. En el intestino se encuentra la mayor parte de la inmunidad o defensa del organismo, por lo que si se altera estaremos más expuestos a enfermedades.

¿Cuáles son los problemas digestivos más frecuentes?

Son los menos graves pero los más latosos y los que más nos limitan en nuestra actividad diaria: inflamación tras las comidas, dolores abdominales, gases, sensación de ardor y estreñimientos.

¿A quién afectan más?

A cualquiera. Pero son más propensas las personas genéticamente determinadas, las que tienen malos hábitos alimentarios y desequilibrios nutricionales, y quienes sufren sobrepeso.

Las verduras cocinadas de manera sencilla favorecen la digestión.

¿Qué productos complican la digestión?

En general, los alimentos procesados, envasados, con aditivos y conservantes, la bollería industrial, los refrescos y el alcohol.

¿Y qué alimentos la favorecen?

Aquellos que son cuanto más naturales, mejor: frutas y verduras frescas o cocinadas de manera sencilla, cereales como el arroz o la avena y proteínas de alto valor biológico incluidas en determinados tipos de pescados o carnes bajas en grasas.

¿La forma de cocinar influye en la digestión?

Es determinante: los fritos, los enharinados y la bechamel complican la digestión en comparación con cocciones más sencillas como plancha, horno o vapor. Por otro lado, los alimentos crudos no siempre se digieren correctamente, depende de la tolerancia personal de cada organismo.

Portada de 'La digestión perfecta', de la Dra. Vidales.

¿Algún truco para aliviar las molestias digestivas del día a día?

Lo primero es identificar si existe algún alimento relacionado para evitarlo. Es importante respetar el ritmo de las comidas o tomar pequeñas cantidades cada dos horas, no cenar muy tarde y no acostarse inmediatamente después, así como evitar el alcohol, el tabaco y el exceso de refrescos.

¿Qué falsos mitos existen sobre la digestión?

El que más me gusta es ”beber agua con las comidas engorda”, que es absolutamente falso, o “comer mucho hace que el alcohol se metabolice mejor”: falso también.

Para más información, puedes:

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook19Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn50Share on Google+1Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.