Como profesional médico seguro que has tenido que leerte cientos de artículos de salud. Incluso los habrás publicado en revistas, blogs, redes sociales o páginas webs. Estos trabajos son importantes para ti porque te posicionan como experto en una materia, te dan prestigio y notoriedad. Además los utilizas para educar a la sociedad sobre cuestiones sanitarias de interés general que nos afectan a todos.

Pero tus artículos de salud también son parte fundamental de tu plan de marketing online. Como profesional sanitario deberías recurrir a ellos no solo para enseñar y obtener reconocimiento, sino también para ganar marca personal, posicionamiento y visibilidad en internet. Este punto resulta clave para tu reputación médica online. Si tus artículos de salud son muy buenos pero no destacan en la red, si los internautas no son capaces de encontrarlos porque Google los esconde, estás desperdiciando tiempo y esfuerzo.

Artículos de salud: 4 ideas sencillas para publicar sin contenido duplicado

Escribir artículos de salud es más costoso que, por ejemplo, responder dudas médicas en Saluspot. Hay que pensar un tema, documentarse, investigar, ordenar las ideas, estructurar la información, profundizar en el desarrollo… Y por experiencia sabemos que, después de todo un día en la consulta, te falta tiempo para sentarte y ponerte a escribir.

Una práctica muy extendida entre los profesionales sanitarios que publican en internet es la de republicar artículos de salud que ya tienen en su propia página web o blog, o incluso en otras distintas. Es lícito, quieren rentabilizar al máximo el tiempo y esfuerzo invertido en redactarlos. Piensan, “si tengo un texto y puedo darle visibilidad en varios sitios a la vez, mucho mejor, mato dos pájaros de un tiro”. Error. No lo hagas jamás, Google te castiga por eso.

Da igual si eres el autor de los artículos de salud y has dado permiso a otras webs para publicarlos, el contenido duplicado en internet te perjudica. A la gran G solo le interesa el contenido relevante, único, original y de calidad. A las copias les quita visibilidad, las filtra para que no aparezcan en los resultados de búsqueda. Es palabra de Google y deberías cumplir con ella.

En esta guía de Tomás de Teresa, experto en SEO, tienes todo lo que necesitas saber sobre el contenido duplicado. Pero además en Saluspot queremos darte algunas ideas para que puedas escribir artículos de salud en poco tiempo y sin necesidad de duplicar contenido…

1. Más vale artículo único que ciento duplicando

Así es. Si no tienes tiempo para escribir, dedica el poco que tengas a elaborar un artículo único y original. No tiene por qué ser muy largo, con 600 o 700 palabras es suficiente. Pero ante todo que no esté publicado en internet, ni siquiera en tu propia web o blog.

Esto no significa que no puedas escribir sobre un mismo tema varias veces, claro que puedes. Quiere decir que no copies y pegues, que no utilices el mismo artículo para publicarlo en más de un sitio. Si tienes algo que quieras publicar en otro lugar de internet, porque te interesa más, te da más prestigio o lo que sea, retíralo antes de la página donde lo tengas.

Ganar presencia y reputación online no es una cuestión de cantidad, sino de calidad. Uno solo de estos artículos de salud originales y únicos te dará más visibilidad que cien duplicados.

2. Dale la vuelta al artículo original

Puede que aun así insistas en publicar artículos de salud que ya tienes en otros sitios de internet. En ese caso, una de las mejores opciones, si no quieres duplicar contenido, es reescribirlos antes de volver a publicarlos. Cuenta lo mismo pero de distinta forma.

Utiliza sinónimos, cambia palabras, frases y párrafos de orden, modifica el título, introduce alguna idea nueva en el desarrollo… En definitiva, coge el artículo original y dale la vuelta. Así Google no podrá detectar que se trata del mismo artículo y lo considerará único y original.

Sin embargo, piensa que a veces reescribir lleva el mismo tiempo, o incluso más, que empezar de cero. Así que antes de rehacer un artículo pregúntate si no será mejor redactar uno nuevo. De esta forma, al cambiar de enfoque o de tema, también te posicionarás por otras palabras clave, y no siempre la misma.

3. Artículos de salud divulgativos vs científicos

Los artículos de salud científicos llevan más tiempo que los divulgativos. Los primeros requieren de una investigación previa exhaustiva, de más detalle y mayor profundidad en el desarrollo. Van dirigidos a un público experto, mucho más exigente, al que tienes que contar algo muy novedoso e interesante.

Los segundos van dirigidos a un público medio, con conocimientos de salud muy generales, así que no hace falta profundizar tanto ni realizar una ardua investigación. Basta con educarles e informarles sobre temas en los que ya eres experto y conoces de sobra por años de profesión.

No se trata de hacer una tesis, sino de un artículo de salud divulgativo, de calidad, único, original y que resulte útil y relevante para mucha gente. Cuanta más, mejor.

4. Pregúntale a Google

A veces lo más tedioso de escribir artículos de salud es dar con el tema y el enfoque adecuados. Tiene que ser algo que domines bien, pero que a la vez genere búsquedas y no tenga mucha competencia en internet. De nada sirve escribir sobre cosas que no se buscan, o se buscan muy poco, en Google.

Piensa en temas que interesen a la gran mayoría, que tengan muchas búsquedas y, a ser posible, que tengan poca competencia en internet. Se da la paradoja de que los temas de mayor interés suelen concentrar mayor volumen de contenido en internet y, por tanto, resulta más difícil ocupar los primeros puestos de Google.

A veces interesa escribir sobre algo que se busca menos pero que, sin embargo, no tiene casi resultados de búsqueda en internet. Antes de sentarte piensa bien quién es tu público objetivo, sobre qué temas buscan en la red y en qué palabras clave te quieres posicionar.

Utiliza también herramientas como Google Autocomplete, Google Trends o el planificador de palabras clave de Google Adwords. Te dará idea de lo más buscado en internet -tanto tendencias generales como sobre un tema determinado- o las combinaciones más frecuentes de keywords que efectúan los internautas cuando buscan, entre otros muchos datos. Es información real del comportamiento de los usuarios en internet, ¡aprovéchala!

Licenciado en Periodismo y Máster en Dirección de Comunicación. Especialista en SEO y 2.0. Actualmente soy director de Contenidos y Comunicación de Saluspot. Tu salud es lo primero.
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn46Share on Google+3Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.