Desde los sabores comunes de menta y fresa hasta los gourmet (y algo raros, todo hay que decirlo) de vainilla. El chicle forma parte de la vida de muchas personas, pero ¿sabemos los beneficios y los peligros que conlleva masticarlo? La Dra. Iliana Marín Aguilar, odontóloga en Imaden, explica en esta infografía por qué debemos consumir chicle y cuándo debemos tener cuidado por muy rico que esté.

Infografía sobre los beneficios y los riesgos de masticar chicle.

Estas son las ventajas y las desventajas de masticar chicle:

Beneficios:

  • Estimula la secreción de saliva, rica en iones de fosfato, calcio e hidróxido, que reducen la desmineralización dental.
  • Si no tiene azúcar, neutraliza los ácidos y reduce la posibilidad de caries.
  • Mejora el aliento ya que anula las moléculas que causan mal olor.
  • Reduce la ansiedad y puede ayudar a dejar el tabaco.
  • Favorece el desarrollo de los músculos masticadores.
  • Ayuda a combatir el síndrome de boca seca porque estimula las glándulas salivares.

Riesgos:

  • Si tiene azúcar aumenta el riesgo de aparición de caries.
  • El paciente tiende a sustituir la higiene oral por el chicle.
  • En exceso puede desgastar los dientes.
  • Contribuye a la disfunción temporomandibular, causando dolores articulares y bloqueo de mandíbula.
  • No se recomienda en tratamientos de ortodoncia.

¿Cuántas veces al día se recomienda masticar chicle? 15 minutos después de cada comida siempre que no sustituya al cepillado y que no existan otras patologías.

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook5Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn7Share on Google+1Pin on Pinterest202

You must be logged in to post a comment.