Twitter se ha convertido en una de las redes sociales más utilizadas desde que Jack Dorsey lo crease en el año 2006. Según los datos de la compañía, mensualmente tiene más de 255 millones de usuarios activos y diariamente se envían 500 millones de tuits. De entre tantos mensajes de 140 caracteres, encontramos muchos de salud y otros tantos perfiles de doctores y profesionales pero, ¿cómo ser un buen médico tuitero?

Cuatro claves para ser un buen médico tuitero

Las redes sociales han revolucionado todos los sectores de nuestra vida, incluyendo el de salud. Según un estudio, más del 80 % de los individuos con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años comparten información sobre salud a través de redes sociales como Twitter. Sin embargo, la información que los usuarios pueden encontrar en internet es muy variada y puede ser muy errónea. A pesar de ello cerca del 90 % afirma confiar en la información que encuentra. Páginas y comunidades como Saluspot nos aseguran a los usuarios que la información que encuentre será de calidad, ya que las fuentes siempre serán doctores cualificados.

Como profesional, en Saluspot podrás resolver dudas de los usuarios, colgar artículos o relacionarte con otros colegas. Es importante que esta información de calidad alcance grandes cuotas de difusión, y para eso Twitter es el mejor aliado. Puedes sincronizar ambas cuentas para conseguir más difusión, alcance y visibilidad en la red. Participando de forma activa en las dos herramientas podrás conseguir nuevos pacientes, ya que el 41 % de usuarios afirmar que las redes sociales e internet les afectan a la hora de escoger un doctor u hospital específico. Además, el 30 % de los usuarios comparte información en sus perfiles sobre el trato que han recibido en las citas. Fusionando ambas herramientas digitales podrás conseguir gran relevancia y reputación online.

En definitiva, las cifras demuestran la importancia no solo de estar presente en la red sino también de administrar de forma efectiva los perfiles de las redes sociales. Además de vincular tu cuenta de Saluspot a la de Twitter puedes optimizar tu actividad en esta red social con estos cuatro consejos:

1. Información de calidad y original

Cada usuario puede ser una fuente de información en Twitter. Por lo tanto, de lo que se trata es que como profesional de la salud te conviertas en una fuente de información en salud, tuiteando sobre este tema y otros relacionados. De esta forma, conseguirás que otras personas y asociaciones interesadas en salud te sigan y, además, demostrarás tu experiencia al mundo digital. Recuerda que la originalidad siempre será un punto positivo en las informaciones que ofrezcas.

Una forma de subir diariamente información de salud es sincronizando la aplicación de Twitter con otros foros o comunidades de salud como Saluspot. Así, cada vez que respondas a una pregunta de un usuario quedará constancia en tu perfil de Twitter para que tus seguidores también se puedan beneficiar de ello.

No olvides que nadie quiere oírte hablar solo de ti mismo. Sigue a otros profesionales y retuitea sus contenidos, noticias del área, sube publicaciones de los demás, etc.

2. Crea hashtags adecuados para salud

Los hashtags son una herramienta muy recurrida para buscar información sobre un tema en concreto. Utilízalos para categorizar el contenido de forma coherente. De esta forma, si compartes una publicación, por ejemplo, sobre un nuevo método en ortodoncia, no olvides incluir en tu tuit el hashtag #odontología.

El uso de hashtags también tiene sus reglas:

  • No incluyas más de tres hashtags en cada tuit.
  • Procura hacerlos simples y fáciles de entender.
  • Evita que tengan muchas palabras.

3. Comunícate con otros compañeros a través de Twitter

No debes utilizar solo tu perfil para responder y captar posibles pacientes. Twitter, al igual que Saluspot, te ofrece la posibilidad de crear una red de profesionales de la salud, con los que podrás construir un diálogo permanente a través de mensajes, respuestas, agradecimientos, refutando sus mensajes de forma constructiva, etc. Será positivo para tu perfil y también para tu experiencia, pues puedes aprender también de otros colegas.

4. Sigue las reglas de Twitter y la ética de un profesional de la salud

Ante todo siempre estará la privacidad de los pacientes, la tienes que respetar, por ejemplo, no haciendo referencia directa con nombres y apellidos a través de la red social. También tendrás que tener en cuenta otras cláusulas de la política de datos de Twitter y de la ética del profesional. Mantener el sentido común en internet es importante, no hagas de forma online algo que no harías en tu práctica médica.

Recuerda que no lograrás mil seguidores de la noche a la mañana, pero con constancia y dedicación conseguirás que tu perfil esté entre los más destacados. Puedes empezar compartiendo este post en tu perfil para usar Twitter de forma eficiente y ayudar a tus compañeros de profesión a conseguirlo.

Share on Facebook20Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn37Share on Google+3Pin on Pinterest3

You must be logged in to post a comment.