Las redes sociales ofrecen numerosas ventajas a los profesionales de la salud. Pero hay algunos inconvenientes que echan para atrás a algunos, como el miedo a recibir comentarios negativos. Es cierto que las redes sociales te hacen estar más expuesto, y que una mala gestión puede afectar negativamente tu reputación médica online. Pero el rendimiento que puedes obtener de ellas es muy superior a sus riesgos.

Cómo gestionar los comentarios negativos en las redes sociales de salud

Si recibes comentarios negativos en tus publicaciones de Facebooks, tuits o en LinkedIn, no pierdas la calma. En este post te daré algunos consejos sencillos para enfrentarte a ellos y salir airoso de la situación.

1. Responde a todos los comentarios

Aquí no vale agachar la cabeza. Tienes que contestar, y cuanto antes mejor. La gente demanda explicaciones. Dáselas. Además, ten en cuenta que cuanto más tardes en gestionar esos comentarios más ruido pueden generar en las redes sociales.

2. Identifica el tipo de usuario que realiza el comentario

Puedes encontrar dos clases de personas:

  • Aquellas que quieren expresar una queja y que tienen más o menos razón. Encontrarás gente educada que expresa su malestar por un servicio, opinión o artículo, y personas bastante rudas que desatarán su furia contra ti. El primero buscará soluciones, y el segundo, más bien un desahogo. Intenta en ambos casos ofrecer una solución para no dañar tu imagen.
  • Los trols: el único objetivo que tiene este tipo de usuarios es hundir tu reputación. Son muy fáciles de identificar. Son muy maleducados, escriben en mayúsculas, utilizan palabrotas, son groseros y faltan al respeto. Para librarte de ellos, te invito a que leas mi post Médicos y redes sociales: cómo lidiar con los trols.

3. Respeto, siempre

Aunque el comentario sea de lo más desagradable, nunca faltes al respeto. Sé correcto y no entres en discusiones estériles que solo empañarán tu reputación. No se trata de ver quién tiene la razón. Responde tranquilo y despídete. Esa calma te ayudará a apaciguar al usuario enfadado. Recuerda no hacerte el gracioso. El sentido del humor puede ser una herramienta fantástica del Community Manager. Pero la línea entre el humor y la falta de respeto puede ser bastante fina.

4. ¿Eliminar los comentarios negativos?

Ese debe ser el ultimísimo recurso. Si eliminas los comentarios darás una imagen de poca transparencia, tu reputación online será dudosa y además enfadarás a tu audiencia. La única razón por la que estaría justificado eliminar comentarios sería si el contenido es ofensivo o utiliza un lenguaje vergonzante. Para curarte en salud, lo mejor es que publiques en tu cuenta las normas de la comunidad. Así, si alguien se queja de la eliminación de un comentario, podrás justificarte.

5. Sé comprensivo

Muchas veces los usuarios de un producto o servicio están descontentos por una buena razón. No es fácil asumir las críticas, pero tendrás que aprender a hacerlo. Recuerda que ver los comentarios negativos te pueden ayudar a mejorar. Así que, agradece el comentario, intenta ofrecer una solución y toma nota para mejorar. Además, una respuesta eficaz a un problema te puede ayudar a fidelizar a un usuario. Míralo siempre como una oportunidad.

Los comentarios negativos y las críticas son parte inevitable de todas las redes sociales. Es cierto que como médico te pueden dar un poco de miedo. No te asustes, mantén la cabeza fría, ponte en la piel del usuario y ten sentido común. Ah, y no te olvides de cuidar tu ortografía, trata siempre de ofrecer una imagen seria y profesional.

Experta en marketing de contenidos, redes sociales y blogging. Mi objetivo: darte las mejores herramientas para mejorar tu reputación médica online y convertirte en el mejor médico 2.0.
Share on Facebook16Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn23Share on Google+1Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.