¿Qué imagen proyectas de ti mismo en internet y en las redes sociales? ¿Qué dice de ti tu perfil de Facebook, de LinkedIn, de Twitter o de Saluspot? A la hora de labrarse una buena reputación médica online hay muchos factores a tener en cuenta. Por ejemplo, es importante prestar atención al contenido que generas (artículos, responder a dudas de salud, infografías que compartes…). También debes mostrar tus cualificaciones profesionales, tus publicaciones o tus investigaciones. Y por supuesto, debes tener una buena foto de perfil.

28166103_s

Si aún no has colocado una fotografía en tus perfiles sociales como profesional de la salud, deberías hacerlo ahora mismo. La razón es que, aunque no sea tu intención, una falta de foto denota:

  • Poco interés.
  • Falta de transparencia.
  • Falta de profesionalidad.

Todo el esfuerzo que dedicas a, por ejemplo, responder las preguntas de salud de usuarios podría no servir de nada si no tienes una foto de perfil o si no la tienes optimizada.

¿Por qué es importante una buena foto de perfil en una red profesional?

  • Porque das mayor credibilidad y seriedad.
  • Porque generas mayor confianza.
  • Porque captas la atención del usuario.
  • Porque aparecerá en Google si alguien busca tu nombre.
  • Porque es tu identidad online.
  • Porque te ayuda a mejorar tu marca personal o tu reputación médica online.

7 consejos para tener una buena foto de perfil

  1. Nada de logos. Parece algo obvio, pero aún muchas personas creen que poner el logo de su clínica en su foto de perfil es lo adecuado. Me temo que no lo es, pues parece que estás haciendo publicidad. Esta técnica es tan poco efectiva como no poner foto, pues invita a la desconfianza en el primer golpe de vista.
  2. Que se te vea bien la cara. La foto de perfil de las redes sociales suele ser pequeña, conque, aprovecha al máximo ese espacio. La foto ideal es aquella que muestra desde tu cabeza a tus hombros, o como mucho hasta la parte superior del pecho. De otra manera, los usuarios apenas podremos ver tus facciones. Y sobre todo, evita las fotos de cuerpo entero.
  3. Elige una foto de calidad. Cuidado con esas fotos que tienen un tamaño pequeño, pues la imagen perderá calidad. Antes de colocar tu foto en Saluspot, por ejemplo, asegúrate de que tiene unas dimensiones mínimas de 100 x 100 píxeles.
  4. Elige un fondo neutro. Tú eres el protagonista de la foto. No distraigas al usuario con fondos que resalten más que tú, como paisajes o distintos elementos. Los mejores son los fondos claros y lisos, pero también puedes llamar la atención con un color vivo de fondo (siempre que tu rostro no pierda protagonismo).
  5. Ten la vestimenta adecuada. Si eres un profesional de la salud, darás mucha más confianza si utilizas indumentaria sanitaria, una bata médica, por ejemplo.
  6. No te pongas serio, ¡sonríe! Recuerda que se trata de dar confianza (y más cuando hablamos de temas de salud). Muestra cercanía con una sonrisa afable (tampoco hace falta que te carajees). Y relájate, intenta mostrarte como tú eres.
  7. Evita salir de frente. Si no quieres que tu foto se parezca a las de un fotomatón, es mejor que salgas un poco ladeado y mirando a cámara. Saldrás muchísimo más natural.

Ya solo necesitas buscar un fondo neutro, una cámara (o el móvil si hace fotos de calidad) y un ayudante de confianza que saque tu mejor perfil. Y si quieres editar la foto para sacarle el mayor partido, hay algunas herramientas gratuitas para hacerlo y muy fáciles de usar.

Experta en marketing de contenidos, redes sociales y blogging. Mi objetivo: darte las mejores herramientas para mejorar tu reputación médica online y convertirte en el mejor médico 2.0.
Share on Facebook20Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn72Share on Google+3Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.