Comunicación médico-paciente qué estamos haciendo malAlgo está fallando cuando solo el 19 % de los europeos y el 21 % de los españoles confían en el médico a la hora de comunicar el impacto de los avances científicos. Son datos del último Eurobarómetro sobre I+D publicado en 2013, donde investigadores de lo público y privado tienen para el ciudadano más autoridad en este ámbito que los profesionales sanitarios. Y lo peor es que esta confianza en el médico va en retroceso, es decir, ha caído un 7 % en Europa y un 3 % en España respecto a 2010.

De este sondeo podrían hacerse varias lecturas, no todas alarmantes aunque sí para reflexionar. Es cierto que se trata de algo muy concreto, más relacionado con la ciencia en general que con la práctica médica en particular. Sin embargo, parece inquietante que solo un quinto de la población confíe en la capacidad comunicadora de los médicos en algo como los avances científicos, que tienen relación directa con la medicina y la salud.

La comunicación es el pilar donde se asienta la relación médico-paciente y cabría preguntarse si esta falta de confianza no se da en otras facetas. ¿Los profesionales sanitarios saben comunicarse con los pacientes? ¿Hablan el mismo idioma? ¿Se mueven en la misma frecuencia? Parece que no siempre…

La pediatra Amalia Arce habla en su blog de las dificultades en la comunicación médico-paciente. Menciona algunas experiencias personales donde se aprecian las grandes diferencias que pueden darse entre lo que se dice y lo que se entiende. Hay una parte importante del mensaje que se pierde por el camino.

Ya sea por el abuso de los tecnicismos o el papel que juegan las emociones del paciente, tal y como indica la doctora Arce, resulta difícil mantener una comunicación eficaz en la relación médico-paciente. Este problema es significativo, ya que puede llevar, además de a la falta de confianza en el profesional de la salud, al estallido de un conflicto entre ambas partes, según afirma la pediatra catalana.

Pero no todos los problemas de comunicación médico-paciente son lingüísticos o psicológicos. También los hay derivados de la comunicación no verbal y, por supuesto, del uso de la tecnología. En plena revolución de las comunicaciones y cuando la tercera actividad más realizada en internet es, precisamente, la búsqueda de información de salud, la figura del médico 2.0 resulta vital.

Es necesario que los profesionales de la salud hablen no solo el mismo lenguaje que los pacientes, sino que utilicen las mismas herramientas y canales de comunicación. Hoy tenemos acceso a infinidad de contenidos de salud de fuentes muy diversas. La tecnología y sobre todo internet han democratizado el acceso al conocimiento y eso nos ha vuelto más exigentes e inconformistas. No es que ahora sepamos más que antes, es que ahora queremos saber más y saberlo ya.

Las TIC han cambiado nuestra forma de comunicarnos, nuestros hábitos, nuestra forma de entender las relaciones… Nada es como antes. La comunicación médico-paciente no se da solo en la consulta, se ha trasladado al plano tecnológico y digital. Telemedicina, consultas online, email, redes sociales, chat, videoconferencias, foros… Hemos perdido el miedo a comunicarnos con el médico a través de la pantalla. Es más, le buscamos a través de la pantalla para pedirle ayuda, consejo, atención…

Esta es la razón de ser de comunidades online de salud como Saluspot. Plataformas específicas para mejorar la comunicación médico-paciente y hacerla más eficaz a través de:

  1. Un punto de encuentro 24/7. Herramientas como Saluspot permiten a profesionales de la salud y usuarios interactuar en cualquier lugar y momento. No importa ni el cuándo ni el dónde, y eso genera confianza en la relación médico-paciente.
  2. Ayuda directa. La consulta con el usuario se produce sin intermediarios a través de chat, envío de mensajes, emails, servicios de pregunta-respuesta… Las comunidades online de salud facilitan un espacio de ayuda, y eso también genera confianza en la relación médico-paciente.
  3. Contenido médico de calidad. Cuando el 54,4 % de los internautas piensa que el principal problema de internet como fuente de información sobre salud es el desconocimiento de la fiabilidad de la información que se consulta, según un estudio de Red.es, la posibilidad de consultar artículos, consejos, etc., escritos de primera mano por un doctor también genera confianza en la relación médico-paciente.
  4. Facilidad de contacto. Los servicios de cita previa –online y telefónica– que tienen este tipo de plataformas facilitan que los usuarios contacten directamente con clínicas y doctores para consulta médica. Y eso también genera confianza en la relación médico-paciente.
Licenciado en Periodismo y Máster en Dirección de Comunicación. Especialista en SEO y 2.0. Actualmente soy director de Contenidos y Comunicación de Saluspot. Tu salud es lo primero.
Share on Facebook8Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn31Share on Google+4Pin on Pinterest1

You must be logged in to post a comment.