Uno de los términos de moda en los últimos tiempos en el ámbito de internet es el de marketing de contenidos, el cual forma parte del llamado marketing de atracción y que consiste básicamente en crear contenidos que sean relevantes para el público al que nos dirigimos.

El marketing ha cambiado radicalmente durante los últimos años y las marcas saben que no basta con ser visibles a través de publicidad, sino que deben ir más allá y aportar valor al usuario, con el fin de establecer con él una relación positiva y de confianza que le lleve a utilizar sus productos. Es decir, cada vez se producen menos contenidos promocionales, y la estrategia se dirige más hacia cómo aportar valor para atraer y retener a los lectores. Algo que como vamos a ver también tiene su aplicación en la comunicación de salud.

Comunicación de salud y marketing de contenidos

En estos momentos la e-salud es ya una realidad, y cada vez son más los profesionales que están aportando valor al ecosistema digital a través de sus propias páginas web y blogs de salud.

En este sentido son varias las motivaciones que llevan a un profesional a crear o aportar contenidos en un sitio web. Muchos lo hacen simplemente por generar un espacio en el que compartir su conocimiento y opiniones en salud, o como herramienta de formación. Otros van un paso más allá y usan estos entornos como extensión de su consulta, de forma que incluyen en sus blogs recomendaciones y consejos que pueden prescribir a sus pacientes, para complementar la información que ofrecen de forma presencial. Y un tercer grupo desarrollan sus propias plataformas digitales como medio para impulsar y desarrollar su marca profesional en salud, atrayendo a nuevos lectores que puedan estar interesados en sus contenidos y fidelizándolos para ofrecerles distintos servicios, como puede ser por ejemplo una consulta presencial o digital.

Lo cierto es que en este mundo digital caracterizado por el crecimiento exponencial en el número de publicaciones y el ruido generado por las distintas redes sociales, nos resulta cada vez más difícil a los profesionales sanitarios poder posicionar bien los contenidos que generamos, y que estos realmente lleguen a nuestro público objetivo.

Además tenemos que tener en cuenta que los buscadores siguen siendo la primera puerta de entrada que tienen los ciudadanos a la salud digital (8 de cada 10 acercamientos se produce a través de un buscador) y los resultados que estos devuelven la mayoría de las veces no se ajustan a criterios de calidad y rigor científico, sino a otros de tipo comercial.

Y ahí es precisamente donde entra en juego el marketing de contenidos, que como hemos dicho no significa escribir bien a ojos de los buscadores, sino hacerlo de acuerdo a nuestros objetivos profesionales, aportando en estos espacios nuestro valor profesional con la finalidad de conseguir nuevos lectores, mejorar la relación con nuestro público o convertirlos en potenciales pacientes de nuestras consultas de salud.

Se trata por tanto de conocer muy bien a las personas a las que nos dirigimos para poder satisfacer sus necesidades a través de contenidos que den respuesta a sus problemas de salud. Y estos contenidos no solo deben de ser de calidad y rigurosos desde el punto de vista de la salud, sino que deben adaptarse al lenguaje de los destinatarios, evitando tecnicismos y palabras que lejos de aportar valor en muchos casos confunden al lector.

Por otro lado, la comunicación de salud en el ámbito digital a través del marketing de contenidos debe abarcar los distintos canales que tenemos a nuestra disposición, y aprovechar el potencial de las redes sociales que frecuentan los usuarios de nuestras páginas para llevar allí también nuestra voz y valor profesional. Es decir, se trata de utilizar de forma inteligente todas las herramientas de las que disponemos para llegar a nuestro público.

Porque al final, sea cual sea nuestro objetivo en salud, redactar contenidos de calidad y que respondan a las expectativas de los lectores, es la mejor forma que tenemos de aportar valor a la salud digital y de mejorar la confianza que depositan en nosotros los ciudadanos también en estos espacios.

Enfermero y Máster en Tecnologías de la Información y la Comunicación en Educación.
Fundador de Salud Conectada.
Consultor en salud digital y formador en el uso de tecnologías de la información y comunicación en salud.
Si quieres crear tu marca profesional en salud, desarrollar contenidos de salud bajo tu propia plataforma digital y aprender a impulsarla mediante el uso de redes sociales, te espero en el Curso eSaludKnowmada.
Share on Facebook16Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn19Share on Google+2Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.