La conexión permanente a dispositivos electrónicos y la disponibilidad total de tiempo son requisitos cada vez más usuales en los puestos de trabajo que se crean en la actualidad. Ana Tostado Domingo, psicóloga en la Consulta de Psicología Psico-Metta, señala en esta entrevista cuáles son los riesgos psicológicos que corre el trabajador en profesiones relacionadas con las nuevas tecnologías, que requieren trabajo en oficina o estar siempre pendiente del teléfono móvil.

Estar conectados las 24 horas del día puede generar fatiga, ansiedad y estrés.

¿Cómo afecta al trabajador estar conectado de forma permanente?

Hoy en día el trabajador casi no puede desconectarse ni del trabajo ni de su empresa. Los dispositivos móviles, las redes sociales, las plataformas en línea, etc. Son muchos los recursos tecnológicos mediante los que los trabajadores están conectados las 24 horas del día, lo que puede generar fatiga, ansiedad, estrés e incluso enfermedades psicosomáticas. El trabajador no descansa nunca y lo acaba pagando.

¿Qué problemas provoca meterse en una oficina durante mucho tiempo?

Estar sentados durante varias horas genera problemas posturales, fatiga y aislamiento. Se trata de trabajadores que se pasan casi toda la jornada laboral en una misma posición y, en muchos casos, sin relación con otros compañeros.

¿El teléfono móvil o el correo electrónico son un problema?

Pueden generar ansiedad y problemas de control, pues nos predisponen a estar pendientes y conectados y finalmente no tenemos vida propia. Podemos convertirnos en adictos al trabajo y llegar al punto de eliminar de nuestras vidas el tiempo para nosotros y para nuestras familias.

¿Cómo combatimos los problemas psicológicos derivados de la conexión permanente?

La primera medida que debemos tomar es establecer límites y hablar con la empresa. Por nuestra salud y nuestro bienestar, es esencial que dispongamos de un tiempo para nosotros y para los nuestros, por lo que es aconsejable exponer el caso a nuestros jefes.

Trabajamos con un ordenador y pasamos nuestro tiempo de ocio frente a otro ordenador

¿Mirar la pantalla todo el rato influye en el rendimiento?

El ser humano necesita parar en la jornada laboral, realizar actividades distintas. Las pausas son imprescindibles y permiten que nuestro rendimiento en el desempeño de nuestras tareas sea mayor. Por ejemplo, un consejo muy sencillo y práctico consiste en levantarnos cada hora, caminar y hacer estiramientos.

¿Relacionarnos con personas mediante internet influye en nuestro bienestar psicológico?

Las relaciones sociales, tanto en línea como cara a cara, son beneficiosas e incrementan nuestra autoestima. Sin embargo, no es aconsejable plantear exclusivamente relaciones virtuales, ya que también necesitamos el trato directo y personal con nuestros colegas de trabajo.

¿Sabemos separar el tiempo de trabajo del ocio?

A veces trabajamos con un ordenador y cuando llegamos a casa pasamos nuestro tiempo de ocio frente a otro ordenador. Lo ideal es que cuando finalicemos nuestra jornada, dejemos de lado las tecnologías y nos relajemos con actividades que nos produzcan bienestar, como por ejemplo el deporte, y desconectar de los asuntos laborales al máximo. Si no, nuestra mente creerá que seguimos trabajando y no diferenciará los tiempos.

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook40Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn69Share on Google+0Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.