En Saluspot te presentamos 9 consejos útiles que te ayudarán a reducir tu estrés:

1. Levántate 15 minutos antes cada mañana. Te dará un poco más de tiempo para comer algo, disfrutar del desayuno y empezar el día sin prisas.  Si viajas en coche al trabajo, un comienzo de 15 ó 20 minutos puede disminuir el tiempo de atascos, y hacer que el viaje sea menos estresante.

2. Haz algo saludable para ti. Esto puede significar  subir las escaleras una vez al día en vez utiliza el ascensor, elegir un día a la semana para comer una ensalada en la comida o comer fruta fresca en lugar de chocolatinas. Hacer algo tan sencilllo cada día es la mejor manera de alcanzar metas más complicadas en el futuro para mejorar la salud. Mens sana in corpore sano!

3. Anótalo! Hay un viejo proverbio chino que dice: “La tinta es mejor que la memoria”. Anota las metas, los recados, tareas, fechas de vencimiento de los proyectos y libros de la biblioteca … Facilitarte a tí mismo el recordar las cosas importantes, le dará a tu mente una agradable sensación de seguridad y aliviará el estrés y la ansiedad considerablemente.

4. Haz algo especial y sorprendente. Comprar flores a tu pareja de forma inesperada, lleva dulces o frutas a la oficina para compartir con los demás. Tu consegirás satisfacción, alguien una sonrisa. Un gracias a veces, puede hacer de un mal día, un día mejor.

5. Estáte dispuesto a perdonar a los demás. Permitir a otros el derecho de cometer un error es un corto camino hacia el perdonarse a uno. Busca la forma en la que mejorar las situaciones en lugar de darle vueltas al error una y otra vez, esto aliviará el estrés porque pondrás tu mente en modo de acción y no de lamento.

6. No comas mientras trabajas en tu escritorio. Alejarse a un lugar tranquilo y diferente aunque sólo sea por un descanso de 15 ó 20 minutos permitirá que nos relajemos.

7. Simplifica.  Pon tu mejor esfuerzo en una tarea única en cada momento, esto reducirá tu ansiedad ante las cosas que aun te quedan por hacer.

8. Levántate y estira el cuerpo de forma periódica. Gira de lado a lado y dobla el cuerpo de adelante hacia detrás. Haz cículos con tu cabeza para estirar el cuello un poco.

9. Si has fumado, pero lo estás dejando, levántate y toma un descanso cuando sientas la necesidad de fumar. Un viaje rápido a la fuente de agua, al escritorio de un compañero de trabajo, o para ir al baño no proporciona la nicotina de un cigarrillo, pero te da el descanso y respiro del momento que tenía el tiempo del cigarrillo.

Puedes aprender más sobre el estrés en Saluspot.com

El equipo de redacción de Saluspot.
Share on Facebook7Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.