La relación médico-paciente ha cambiado de manera radical. Los pacientes ya no nos conformamos con acudir a consulta para que el doctor nos realice el diagnóstico y nos aplique un tratamiento. Queremos saber más de nuestra enfermedad, queremos que el médico nos comprenda y empatice con nuestro problema, queremos aplacar nuestros miedos y obtener consuelo. Y sobre todo, queremos información. De hecho, el 65 % de los pacientes la buscamos en internet.

Decálogo imprescindible para el médico 2.0

No solo buscamos información sobre enfermedades, tratamientos o fármacos, sino también de los doctores que van a tratarnos. La mitad de los pacientes buscamos referencias antes de elegir doctor, y para ello recurrimos a internet. ¿Confiarías en un profesional que no tenga buenas referencias o que carezca de reputación online? Aquí te damos diez consejos básicos para que aumentes dicha reputación y seas un buen médico 2.0. ¡Apunta!

  1. Comparte tu saber en la red. La filosofía de la web 2.0 es el intercambio de conocimiento. Como médico 2.0 ofrece a los usuarios el tuyo en un blog o ayudando directamente a los usuarios en comunidades online de salud como Saluspot. No solo ganarás reconocimiento y visibilidad, sino que contribuirás a la educación sanitaria en internet.
  2. Crea contenidos de interés, con objetividad y honestidad. No digas medias verdades. Gánate el respeto de colegas y usuarios con contenidos veraces y respaldados por la evidencia científica. Pero sé divulgativo. Se trata de ayudar, no de liar más a quien busca información. Y recuerda que si hablas sobre temas de actualidad interesarás a más personas.
  3. No olvides que una web, un blog o un foro nunca puede sustituir a una consulta médica. La información de salud en la red es y debe ser un complemento. Siempre que respondas a las dudas médicas de los usuarios da pautas generales. No ser escrupuloso con esto puede dañar seriamente tu reputación médica online.
  4. No intentes captar pacientes a través del reclamo publicitario. Estas prácticas nos hacen sospechar y no resultan creíbles. Consigue nuestra confianza con contenidos interesantes o respuestas útiles. Ten paciencia, que si eres un buen médico 2.0, los pacientes llegarán.
  5. Muestra a los demás tu formación académica. Aprovecha las herramientas que ofrece internet para mostrar tu experiencia y conocimiento. Actualiza tu perfil profesional en redes como LinkedIn o Saluspot. No seas tímido. Háblanos de tus publicaciones, tus centros de trabajo, tus investigaciones, tus reconocimientos; en fin, de todo aquello que te dé prestigio como profesional de la salud.
  6. Participa en redes sociales. Recuerda que los médicos que utilizan Facebook, Twitter, YouTube, etc. son los más valorados por los pacientes. Además, las redes sociales te permiten difundir (incluso viralizar) tus contenidos, y esto Google te lo premiará dándote más puntos para colocarte en las primeras posiciones del buscador. Por último, la presencia social te permitirá conversar con tus pacientes, conocer sus opiniones, saber en qué deberías mejorar… Es una excelente herramienta de atención al paciente.
  7. Busca a los profesionales influyentes de tu sector, contacta y conversa con ellos. Intercambia experiencias y conocimiento. Optimiza tu cuenta en redes sociales para que te sigan los profesionales más influyentes en Twitter, LinkedIn o Saluspot. Si consigues seguidores de calidad y que estos compartan tus contenidos, conseguirás aumentar tu reputación y por tanto tu visibilidad en internet.
  8. Sé respetuoso en todo momento, especialmente en las redes sociales. Huye de polémicas, tanto con otros profesionales como con los usuarios, responde a los comentarios con cordialidad y nunca pierdas la cabeza. Obviar esto puede desatar una crisis de reputación de la que es difícil recuperarse.
  9. Sé cuidadoso con la ortografía. ¿Sabías que los errores ortográficos acarrean pérdidas millonarias a las tiendas online? Pues también dañan tu reputación como médico 2.0. Y sé especialmente escrupuloso en las redes sociales, podrías encontrarte con críticas fácilmente viralizables.
  10. Por último, mantente activo. Cuanto más contenido generes más visibilidad tendrás, no solo en plataformas online como Saluspot, que premian la actividad de los profesionales, sino en los buscadores como Google.
Experta en marketing de contenidos, redes sociales y blogging. Mi objetivo: darte las mejores herramientas para mejorar tu reputación médica online y convertirte en el mejor médico 2.0.
Share on Facebook21Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn67Share on Google+2Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.