La Organización Mundial de la Salud celebra el 31 de mayo el Día Mundial Sin Tabaco para destacar cómo el tabaco perjudica la salud y promover políticas públicas para combatir su consumo. El Dr. Moisés Pulido Méndez, especialista en medicina preventiva y cardiología en Unidad de Prevención Cardiovascular, explica en esta entrevista las claves para dejar de fumar, las razones por las que el fumador no deja el hábito y la importancia de la motivación y de ganar pequeñas batallas.

Una de las barreras para dejar de fumar es el síndrome de abstinencia.

¿Puede un fumador habitual pasar 24 horas sin fumar?

Aunque la intención del Día Mundial Sin Tabaco no es solo que los fumadores abandonen por un día el hábito, sí puede motivar a que lo dejen de manera permanente. En general los fumadores ansían fumar otro cigarrillo después de unas dos horas desde la última calada debido a la adicción a la nicotina. Abstenerse durante 24 horas requiere un gran esfuerzo, pero no es imposible.

¿Pasar un día sin tabaco es un gesto significativo para dejarlo?

Los beneficios inmediatos de dejar de fumar pueden pasar desapercibidos por los efectos del síndrome de abstinencia. Dejar de fumar un día, englobado en el proyecto de dejar de fumar de manera definitiva, es un logro enorme sobre todo para quienes lo intentan por primera vez y no concebían que ello fuera posible.

Aparte de la nicotina, ¿qué impide que un fumador abandone el hábito?

La mayoría de los métodos para dejar de fumar invitan a la persona a establecer una fecha límite a partir de la cual deben dejar de fumar del todo. Para un porcentaje importante de fumadores, esta idea les genera mucha ansiedad y establece una barrera para iniciar el proceso.

¿La voluntad de una persona es suficiente para dejar de fumar?

La facultad de decidir y ordenar la propia conducta es de los factores más deteriorados en las personas adictas. La nicotina, como otras sustancias adictivas, vulnera de manera considerable la voluntad del fumador. El porcentaje de fumadores que abandona el tabaco solo con la voluntad es del 5%. En el resto, la voluntad es un requisito que debe complementarse con asesoramiento en centros especializados para definir un plan personalizado de tratamiento.

Para dejar de fumar es aconsejable contar con asesoramiento profesional.

¿Cómo influyen en la motivación las recaídas?

Cuando se deja de fumar, el mayor porcentaje de recaídas ocurre en los tres primeros meses y desciende después del sexto mes. No debe considerarse la recaída como un fracaso absoluto que impida reintentarlo, sino aceptarla como una batalla perdida, que no la guerra. Dejar de fumar es una decisión inequívocamente acertada en cualquier momento.

¿Qué métodos novedosos existen para dejar de fumar?

Aparte de los cigarrillos electrónicos, que han generado controversia por la relación entre beneficios y riesgos, un método de reciente aparición es el láser blando o soft láser. Consiste en aplicar luz láser en los puntos tradicionales de acupuntura china y su principal ventaja es que no tiene efectos secundarios. Se recomienda para personas con niveles bajos de adicción a la nicotina y con puntuación elevada en el test de motivación.

¿Debe el fumador enfrentarse solo a dejar la adicción?

Es útil contar con la ayuda de personal capacitado en el tratamiento del tabaquismo. Un programa de asesoramiento adecuado debe contar con al menos 4 sesiones de al menos 15 minutos cada una. Las estrategias para dejar de fumar en una sola sesión, realizadas por cuenta propia o por personal no adiestrado en la lucha contra el tabaquismo, tienen una alta tasa de fracaso. Además, ahora es posible recurrir a aplicaciones para ordenadores y móviles que contribuyen al objetivo.

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook79Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn64Share on Google+0Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.