Eddie Redmayne ganó el Oscar al mejor actor por interpretar al científico Stephen Hawking en La teoría del todo. ¿Volverá a alzarse con la estatuilla por el papel de la transexual Lili Elbe, protagonista de La chica danesa? Mostrar la disforia de género y la transexualidad en la cultura popular contribuye a normalizarlas, según indica en esta entrevista Mª Esther Ramos Medina, psicóloga en el Centro de Psicología Terapitea. Sin embargo, las personas transexuales o con disforia de género siguen sufriendo el rechazo de gran parte de la sociedad.

Eddie Redmayne interpreta a la transexual Lili Elbe en 'La chica danesa'.

Eddie Redmayne interpreta a la transexual Lili Elbe en ‘La chica danesa’.

¿Qué es la disforia de género o transexualidad?

La disforia de género o la transexualidad es el término que se refiere a las personas cuya identidad de género se encuentra en contradicción con su sexo biológico y genético. En estos caso, estas personas ni se identifican ni sienten como propio el sexo genital o biológico y esto les produce una manifiesta insatisfacción y sufrimiento con su anatomía sexual y con el rol social que ésta lleva implícita. El sentimiento de rechazo por su propio sexo les lleva a intentar eliminar los caracteres sexuales primarios o secundarios a través de tratamiento hormonales, e incluso, intervenciones quirúrgicas.

¿Por qué ocurre?

Primero debe explicarse que la identidad de género se forma a partir del momento que comenzamos a descubrir el mundo. La disforia de género tiene que ver con situaciones que se presentan en el momento de la definición de la identidad sexual y la de género, que dependen del medio ambiental y conductual en el que estamos viviendo. Además, una de las teorías que intenta explicar la disforia de género la asocia a un desequilibrio en la cantidad de hormonas que causa una disparidad entre el género físico y el género mental.

¿Cómo se manifiesta en la infancia?

La disforia de género se puede manifestar en diferentes momentos de nuestra vida, puede presentarse tanto en la infancia como en la adultez. En la infancia se puede apreciar la creencia de pertenecer al otro género, la predilección por vestirse con ropas y jugar a juegos típicos del otro sexo, y una marcada preferencia por estar con los compañeros del sexo contrario, además de un absoluto rechazo a los juegos, ropa y anatomía corporal del propio género.

¿Y en la edad adulta?

En los adolescentes y adultos la alteración se manifiesta por síntomas tales como un deseo firme de pertenecer al otro sexo, ser considerado como del otro sexo, un deseo de vivir o ser tratado como del otro sexo o la convicción de experimentar las reacciones y las sensaciones típicas del otro sexo.

La transexual Caitlyn Jenner.

La transexual Caitlyn Jenner.

¿Qué problemas psicológicos se derivan de vivir en un cuerpo que no sientes como tuyo?

Si no se gestiona de modo adecuado, la disforia de género o la transexualidad puede derivar en un sufrimiento emocional significativo y una gran desventaja adaptativa. Uno de los problemas más importantes es el aislamiento social, que repercute de manera notable en el nivel de autoestima, ya que estas personas tienen que enfrentarse a consecuencias adversas por poseer un autoconcepto poco aceptado socialmente. Aparece un fuerte sentimiento de culpa, ya que el resto del mundo le hace sentir que es algo malo o perverso. Por todo ello, puede derivar en graves problemas como la depresión, la ansiedad, incluso, el suicidio.

¿Qué terapias son apropiadas para que la persona acepte la situación y a sí misma?

El objetivo general de la terapia psicológica es lograr un bienestar emocional duradero con su género para maximizar la adaptación psicológica y la autorrealización. En la actualidad, queda clínicamente probado que la terapia validada para estos pacientes es la reasignación sexual hacia el sexo deseado. La terapia triádica está compuesta por la experiencia en la vida real en el rol deseado, la hormonación para el género deseado y la cirugía para cambiar los genitales y las otras características sexuales. Las personas van a beneficiarse de la terapia psicológica en cada etapa de la evolución de género, adaptándose secuencialmente a los cambios físicos que va a vivir el individuo.

¿Qué tipo de problemas psicológicos provoca el rechazo social?

El rechazo social y la no adaptación social pueden causar interrupciones tempranas de la escolarización y dificultades en la adaptación laboral, además de graves problemas emocionales y disminución de la autoestima. Puede conducir a problemas más graves como la depresión y la ansiedad. Incluso no ser aceptado y apoyado por su entorno puede derivar en el suicidio.

El modelo transexual Laith Ashley de la Cruz.

El modelo transexual Laith Ashley de la Cruz.

¿Cómo puede el transexual combatir este rechazo y mantener su autoestima alta?

Para combatir el rechazo social debe darse mayor información sobre qué es la disforia de género o transexualidad. Hay que intentar despatologizarla y verla como una opción de la persona y no como una enfermedad, de igual manera que se ha aceptado la homosexualidad. No existe una terapia concreta para ello, lo más importante es que la persona debe trabajar en la aceptación del género que siente sin verse culpable por ello.

Los familiares y amigos, ¿cómo pueden apoyar al transexual?

El momento de transmitir a la familia la verdadera identidad suele ser crítico, ya que se tiene un miedo al rechazo y a la incomprensión por parte de ellos. El apoyo, la aceptación y la comprensión de la familia y los amigos es muy importante para la persona transexual para que afronte y luche contra el rechazo de la sociedad. La familia debe participar a lo largo de toda la terapia para que entienda y comprenda todos los procesos por los que pasa su familiar.

¿Ayuda que películas como La chica danesa muestre al gran público un caso de disforia de género?

Los medios de comunicación y películas como La chica danesa son importantes porque pueden ayudar a comprender qué es la disforia de género o la transexualidad. Sobre todo por hacernos ver el proceso emocional que sufren aquellas personas transexuales, no porque sea una enfermedad, sino porque cultural y socialmente aún no están aceptadas, sintiendo el rechazo social, culpabilidad y rechazo a sí mismos. La película también es una reflexión para los familiares, ya que se observa lo importante que es el apoyo de la familia, en este caso de la esposa. Debemos conseguir en nuestra sociedad, despatologizar y normalizar la transexualidad.

Si quieres saber más:

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook79Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn5Share on Google+0Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.