¡Tengo contracciones! ¡Ya viene el bebé! Oh, espera… ¿falsa alarma? Las embarazadas sufren contracciones pero no solo en el parto. El útero puede contraerse a lo largo de todo el periodo de gestación como modo de preparación ante la prueba verdadera: el momento de dar a luz al bebé. El Dr. Miquel Àngel Jiménez Ortuño, ginecólogo y obstetra en Donainen, indica en esta infografía cuáles son los tipos de contracciones habituales en el embarazo, cómo reconocerlas y cómo aliviar el dolor.

(Haz clic en la imagen para agrandarla).

Infografía sobre las contracciones del parto, por el Dr. Miquel Àngel Jiménez Ortuño.

Las contracciones en el embarazo son el entrenamiento del útero para el parto.

Tipos de contracciones

  • Focales:
    • Afectan a un área del útero por el movimiento del feto.
    • Pueden comenzar en un punto y expandirse.
    • Inofensivas e indoloras.
  • Braxton Hicks:
    • Preparan el útero para el parto.
    • Se producen sobre el 5º mes de gestación.
    • Se extienden del fondo del útero a la vagina.
    • Duran entre 30” y 1’.
    • Inofensivas y no muy dolorosas.
  • Parto:
    • Regulares y rítmicas.
    • Dolorosas por la falta de sangre de las fibras musculares.
    • Comienzan en la espalda (altura de los riñones) y avanzan hasta el bajo abdomen.

Para calmar el dolor

  • Caminar y posturas: sentarse en una silla, arrodillarse sobre un cojín, inclinarse sobre la cama…
  • Anestesia en el parto: epidural, intradural y local.
  • Técnicas de relajación y yoga.
  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea o TENS.

Para más información, puedes:

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook58Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn2Share on Google+0Pin on Pinterest978

You must be logged in to post a comment.