E-health y pacientes crónicosEl número de personas que sufre una enfermedad crónica en España alcanza los 20 millones según el Ministerio de Sanidad. Además, el 17 % de la población de nuestro país tiene más de 65 años y padece dolor crónico. Enfermos de diabetes, con problemas cardiacos, que padecen enfermedades pulmonares obstructivas… El sistema sanitario, maltrecho por la crisis económica, puede tener dificultades para garantizar una buena atención a los pacientes crónicos. Además, dada la tendencia hacia el envejecimiento de la población, la perspectiva no es muy halagüeña. La e-health puede ser una alternativa para ofrecer una atención efectiva a estos pacientes, cuadrando las cuentas de los presupuestos sanitarios.

A pesar del control que necesitan los pacientes crónicos, muchos de ellos no requieren la realización de un examen físico cada vez que acuden a consulta. Bastaría con llevar el seguimiento de algunos datos biométricos, como por ejemplo presión arterial, peso, azúcar en sangre, frecuencia cardiaca… Es decir, la consulta en el centro de salud no siempre sería necesaria. La telemedicina, las aplicaciones móviles de salud, así como la historia clínica online pueden hacer más eficiente la atención de estos pacientes a través del seguimiento online de la evolución y limitando las visitas médicas a las estrictamente necesarias.

Se estima que la telemedicina podría ahorrar un 20 % en el gasto farmacéutico. Además de reducir el número de consultas (y el tiempo de las mismas), bajarían los viajes a urgencias y las estancias en los hospitales. Gracias a este mayor control, se pueden anticipar posibles cambios negativos en los enfermos y por tanto reducir la gravedad en caso de ingreso.

e-health y pacientes crónicos

Parece que los pacientes crónicos están dispuestos a usar la telemedicina; concretamente, un 70 %, según un estudio realizado el pasado año por la escuela de negocios IESE (Instituto de Estudios Superiores de la Empresa) y Telefónica Digital. Otro estudio reciente del Hospital de Massachusetts describe el éxito entre médicos y pacientes de las iniciativas de la salud digital para mejorar la calidad de vida y la asistencia a enfermos crónicos.

Se sometieron al estudio pacientes con hipertensión, artritis, diabetes, ansiedad, depresión, sobrepeso, reflujo gastroesofágico, migraña, asma y dolor de espalda. Tras la visita al facultativo, se les ofreció rellenar un cuestionario online sobre datos generales de su salud y específicos sobre su enfermedad. Los pacientes, que no tardaban más de 10 minutos en rellenar el cuestionario, se mostraron satisfechos tanto con el seguimiento como con la rapidez y eficacia del sistema.

Los médicos, por otra parte, resaltaron que la información rellenada por el paciente en el cuestionario digital ofrecía información suficiente para tomar una decisión clínica. Además permitía ahorrarles tiempo, pues consultar cada caso les llevaba menos de cuatro minutos. Por último, indicaron que este sistema les ayudaba a llevar un mejor seguimiento de los pacientes crónicos. Se pueden tomar datos relevantes a diario y almacenar para hacer un registro de su evolución.

La telemedicina no solo ayuda a reducir los costes y mejorar la calidad de vida de estos enfermos, sino evita los viajes innecesarios a los centros de salud. Pero sobre todo, puede ayudar a prevenir las mismas enfermedades crónicas, muchas de ellas provocadas por hábitos poco saludables. Con su carácter lúdico, las aplicaciones móviles o los dispositivos wearables nos pueden ayudar a todos a seguir un estilo de vida más sano.

Experta en marketing de contenidos, redes sociales y blogging. Mi objetivo: darte las mejores herramientas para mejorar tu reputación médica online y convertirte en el mejor médico 2.0.
Share on Facebook8Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn18Share on Google+2Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.