Noticia publicada en el blog matasanos Autor: Dr. Camilo Erazo

 

Desde el primero de mayo, y (por ahora) solo en Estados Unidos, una nueva opción de Facebook permitirá incluir en tu estado si eres o no donante de órganos. De la misma manera en que la red social de más de 900 millones de personas exhibe tu situación sentimental, tu profesión e incluso tu ubicación, ahora busca contarle al mundo si estás dispuesto a donar tus órganos.

 

El mismo Mark Zuckerberg lo anunció a través de una entrevista en un popular matinal televisivo. Haciendo referencia incluso a su amigo Steve Jobs (quién se realizó un transplante hepático como medida para prolongar su vida tras un cáncer pancreático), el fundador de Facebook habló de las múltiples maneras en que la red social estaba contribuyendo a un mayor bienestar para la sociedad. En EE.UU., donde la red azul tiene más de 160 millones de seguidores, fallecen 7.000 personas cada año en listas de espera para transplantes.

 

La medida fue aplaudida por diversas organizaciones promotoras de la donación de órganos en Estados Unidos; la habilitación tecnológica no era sencilla, pues para tener real validez implicaba un enlace con el lugar e institución en la que las personas formalizaron su decisión – es decir, no es válida por si misma como una inscripción como donante de órganos. Sin embargo, esta información SI podría servir como el respaldo legal que necesitan los familiares de un paciente estadounidense al momento de confirmar sus deseos de ser donante, si se da la situación.

 

Esta iniciativa tiene claramente la intención de aumentar el número de personas que se inscriben como donantes, a través de la presión social que ejercen las redes en internet. Esto plantea un cuestionamiento que seguramente se convertirá en jugosas letanías bioéticas: ¿es válida una decisión que deja de ser íntima, y que será mediada por la intervención, implícita o explícita, de cientos, miles, millones de personas?

 

Por otro lado, algunos escépticos apuntan a que el gigante social solo quiere exhibirse como un ciudadano corporativo responsable, y aumentar su base reputacional para el momento en que introduzca nuevos cambios en sus políticas de privacidad. Si Facebook de verdad quisiera hacer una diferencia en la salud de las personas, estarían enfocándose en problemas que afectan a muchas más personas y familias, como el VIH, la obesidad, u otras condiciones de riesgo para patologías cardiovasculares.

 

 

El equipo de redacción de Saluspot.
Share on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.