El 12 de mayo se celebra el Día Mundial de la Fibromialgia y del Síndrome de Fatiga Crónica. La fibromialgia es una enfermedad difícil de diagnosticar que afecta a entre el 2 y el 4% de la población, según indica el Dr. José Rodríguez Moyano, médico en la Clínica de Medicina Integrativa del Dr. José Rodríguez Moyano. En esta entrevista conocerás cuáles son las claves de esta dolencia, además de los consejos para convivir con ella que ofrece Yolanda Ruiz Lancina, psicóloga en la Consulta de Doña Yolanda Ruiz Lancina.

La fibromialgia se acompaña de dolores articulares generalizados.

El Dr. José Rodríguez Moyano explica en qué consiste la fibromialgia, cuáles son sus causas y sus factores de riesgo y cómo el paciente puede mejorar su calidad de vida.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es una patología fibromusculotendinosa inflamatoria crónica (más de 3 meses de duración) que se acompaña de dolores articulares generalizados (fundamentalmente vertebrales), rigidez matutina, cefaleas, mareos, febrícula, insomnio e inflamación en las regiones intestinal, faríngea y urogenital. En 1992 la OMS clasifica la fibromialgia como una enfermedad reumática con el código M97.7 (CIE-10 M en su última revisión).

¿Por qué surge? ¿Cuáles son los factores de riesgo que influyen?

Tiene una prevalencia del 2 al 4% de la población y se da más en el adulto. Además, es más frecuente en la mujer en una proporción de 9:1 y afecta a cualquier clase social. El origen es multietiológico, por intoxicaciones crónicas de origen alimentario, infeccioso bacteriano, vírico y toxicológico. [Aprende más sobre las causas y el diagnóstico de la fibromialgia].

¿Cuáles son sus síntomas?

Dolores articulares, musculares y tendinosos generalizados que se acompañan de fatiga, rigidez matutina, insomnio, cefaleas, mareos, cuadros de ansiedad, dolores cervical, mandibular, dorsal y lumbar. Además de síntomas digestivos como meteorismo, estreñimiento o diarrea, cistitis, etc. de más de 3 meses de duración. Los estudios analíticos-radiográficos y las resonancias magnéticas son normales

¿Qué cuidados debe seguir el paciente de fibromialgia?

El paciente debe evitar lácteos, trigo, azúcares y tóxicos químicos. Además, recomiendo que recurra a medidas ortopédicas (como fajas lumbares o rodilleras) ante los esfuerzos físicos y que practique hidrogym en aguas sin cloro, pilates, baile (como salsa o sevillanas) y senderismo con bastones, así como seguir una dieta depurativa.

Si quieres más información, puedes:

La aceptación de la fibromialgia es el primer paso para afrontarla

La psicóloga Yolanda Ruiz Lancina analiza cuál es la respuesta del paciente al enterarse de que padece fibromialgia y ofrece unas recomendaciones para afrontar tanto la propia enfermedad como la incomprensión que genera.

¿Cómo afecta al paciente saber que padece fibromialgia?

Resulta muy duro porque el diagnóstico no es tan fácil. Antes ha habido muchos años de dolor y sufrimiento con la incertidumbre de no saber qué sucede, un peregrinaje a muchas especialidades sin hallar respuesta. Este estrés sostenido puede derivar en una depresión con el paso del tiempo, debido a factores como las dudas ante la posibilidad de no valerse por sí mismo, de un futuro laboral o familiar.

¿Cómo afrontar esta patología?

La aceptación es el primer paso, pero no significa resignación, sino comprender que con un diagnóstico crónico hay que aprender a vivir de otro modo: más despacio, con más control de nuestras actividades y con la ventaja de saborear la vida a otro ritmo disfrutando de cosas de las que con el estrés ni nos habíamos percatado.

¿Cómo convivir en el día a día con la fibromialgia?

Es fundamental gestionar la energía disponible. El paciente tiene la incertidumbre de no saber cómo va a encontrarse al día siguiente: algunos días tendrá más fuerza y otros deberá reposar aunque le pese. La dosificación de energía y una buena planificación de actividad es la clave. [Descubre más consejos para convivir con la fibromialgia].

¿Cómo lidiar con la incomprensión que puede provocar?

Esta patología no se refleja en pruebas orgánicas, por lo que muchos profesionales no creen en ella y los familiares reprochan la actitud del paciente. Esta incomprensión es tan dura como el dolor que padecen. En muchas investigaciones actuales queda patente que hay zonas del cerebro que reflejan una alteración frente a un cerebro sano. Los familiares deben comprender que un dolor crónico es muy complejo, hay que dialogar mucho y apoyar sobre todo en las tareas más complicadas.

Si quieres más información, puedes:

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook2kTweet about this on TwitterShare on LinkedIn25Share on Google+3Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.