Estornudos, ojos rojos, picazón… ¿Alguno de estos síntomas te resulta familiar? Las alergias afectan al 30% de la población en grandes ciudades y se duplicarán en los próximos diez años. En esta entrevista, la Dra. Susana Silvia Rebollo Melchor, médico especialista en alergología, analiza cómo influyen en el desarrollo de una alergia los alimentos que tomamos, la genética que heredamos y el padecimiento de otras alergias.

Las alergias pueden tener un componente hereditario.

¿Cuándo aparecen las alergias?

Pueden surgir en cualquier momento de la vida, pero lo más común es en la infancia o entre los 25 y 40 años. Hay muchos procesos alérgicos que son poco comunes, como ejemplo tenemos la urticaria acuagénica, que consiste en la aparición de lesiones habonosas en la superficie cutánea tras entrar en contacto con el agua. Es algo que te acompaña toda la vida, pero con ciertos tratamientos pueden mejorar bastante.

¿Cuáles son esos tratamientos?

Es posible vacunar en el caso de las alergias estacionales: se administran dosis progresivamente crecientes del alérgeno con el fin de que el cuerpo desarrolle tolerancia al mismo. Para tratarlas, primero la alergia debe estar bien diagnosticada. Si es posible, el mejor tratamiento es evitar el alérgeno en cuestión. Si eso no es posible (como en el caso de alergias ambientales) hay que hacer un tratamiento sintomático para combatir los síntomas y en ciertos casos realizar inmunoterapia, o sea, recurrir a vacunarse.

¿Afecta la genética al desarrollo de alergias?

Existe un componente hereditario en las alergias ambientales. Los hijos de padres alérgicos tienen más posibilidades de ser alérgicos. Si uno de los padres es alérgico el hijo tiene el 50% de posibilidades de serlo y si los dos padres son alérgicos el hijo tiene casi el 100% de posibilidades de serlo también. Estamos más predispuestos a heredar las alergias a aeroalergenos (polen, ácaros, epitelios de animales, hongos, etc.) y en menor medida a medicamentos.

Los pescados y mariscos pueden provocar alergias.

¿Qué relación hay con la alimentación?

La leche, el huevo, el pescado, los frutos secos y los mariscos son los que más originan alergias, pero todos son potencialmente alergénicos. Si uno toma algo de forma continuada se está creando una tolerancia en el organismo a esa sustancia a la que se contacta diariamente, pero no puede prevenirse hacerse alérgico a algo. Una alergia alimentaria se detecta por una historia clínica sugestiva en relación a la ingesta de un alimento, por la realización de pruebas en prick y por la determinación de la IgG en sangre (inmunoglobulina).

¿Las alergias se influyen entre sí?

Existe reactividad cruzada entre algunos pólenes y algunas frutas. Por ejemplo, algunos alérgicos a gramíneas presentan síntomas de alergia oral a frutas de la familia rosácea (como el melocotón o la manzana) porque hay alérgenos compartidos entre pólenes y frutas. También hay reactividad cruzada entre algunas especias y malezas.

Para más información, puedes:

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn30Share on Google+0Pin on Pinterest1

You must be logged in to post a comment.