Desde 1962, cada 27 de marzo se celebra el Día Mundial del Teatro por iniciativa del Instituto Internacional del Teatro. Por eso desde Saluspot queremos que conozcas cómo la práctica de esta disciplina artística es ventajosa para tu salud. Antoni Martínez Monzó, psicoterapeuta en Psicología en Positivo, explica que hacer teatro mejora la memoria y la capacidad de hablar en público, pero también ayuda a superar la timidez, entre otros beneficios. ¡Se abre el telón!

Hacer teatro ayuda a coordinarse y a memorizar, entre otros beneficios.

¿Por qué beneficia tener un hobby?

Cómo ocupamos nuestro tiempo dice mucho de nuestra manera de vivir la vida. Desde la psicología positiva, que es una rama de la psicología que estudia aquellos factores que nos aportan bienestar y felicidad, se enfatiza la importancia de realizar actividades que nos hagan desarrollar emociones positivas, es decir, pasarlo bien. Debemos hacer cosas que nos permitan “fluir”, que nos provoquen una inmersión, como cuando el tiempo pasa diferente. De esta forma segregamos endorfinas y serotonina, sustancias que en el cerebro nos aportan bienestar.

¿Cómo influye hacer teatro en el bienestar personal?

El teatro conlleva muchos beneficios en diferentes áreas: implica introspección, exponerse, memorizar, respirar, coordinarse… Es decir, aspectos que nos hacen crecer personalmente.

¿Impulsa la confianza en uno mismo?

Cuando uno actúa se expone delante de unos compañeros, de una audiencia, de un director, mediante unas frases que llevan unas emociones aparejadas. Ver que somos capaces de hacer algo difícil, como exponernos, puede incrementar la autoconfianza.

Gracias al teatro mejoramos nuestra capacidad de empatía.

¿El teatro ayuda superar la timidez?

Puede contribuir mucho. De hecho, muchos actores y actrices se definen como grandes tímidos. Una obra teatral se realiza en grupo, por lo que es inevitable que nos relacionemos y nos comuniquemos con otras personas. Algunas técnicas psicoterapéuticas como los juegos de roles o el psicodrama se basan en ello.

¿Hacer teatro favorece nuestra empatía?

En mi trabajo en la consulta siempre pongo en práctica la empatía y la asertividad (saber pedir y decir lo que quiero, manifestar mis derechos sin chafar los del otro). Ambas características son básicas en las relaciones sociales. En una obra de teatro quizá tengamos que ponernos en la piel de un aldeano de la España medieval, de una dama inglesa del siglo XIX o de un joven estudiante de un barrio de Barcelona. Debemos pensar en el personaje: ¿qué tipo de vida lleva? ¿Cómo puede ser su día a día? ¿Cómo le influye su entorno? Este proceso implica empatía.

¿El aprendizaje de guiones mejora la memoria?

Podemos concebir la memoria como una especie de músculo: cuanto más la ejercitemos más fuerte se volverá. Tener que aprenderse un guión, no solo el texto en sí, sino también el trasfondo del personaje, nos va a permitir trabajar mucho ese músculo.

El teatro para los niños es un medio lúdico para relacionarse con sus iguales.

¿Cómo influye el teatro en la capacidad para hablar en público?

Es uno de los mayores beneficios que la práctica del teatro puede tener. Cuando estudiaba en la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia, realicé un curso de iniciación a la interpretación en el que trabajé la respiración, el dominio del espacio escénico, la improvisación, la comunicación de emociones, la vocalización, etc. Aunque se trataba de un curso para principiantes, los conocimientos que adquirí me han servido para impartir charlas y talleres. Tanto en el teatro como en otros ámbitos, continuamente se ponen en práctica estas habilidades, que cuanto más se practican mejor resultan.

Y la improvisación, ¿qué efectos puede tener en un individuo?

Improvisar implica una serie de habilidades diferentes a las de aprender un texto. Ahí se pone en juego la rapidez mental, la creatividad, la originalidad y saber reaccionar rápido. Es fácil intuir que practicando estas habilidades nuestro cerebro estará realizando un trabajo fenomenal.

¿Qué beneficios tiene hacer teatro en los niños?

Es una práctica muy positiva, en especial para niños bastante tímidos. En el teatro pueden encontrar un buen medio para relacionarse con sus iguales y jugar a desarrollar diferentes tipos de personajes. Se pierden miedos, se disfruta y se mejoran las relaciones con los demás, en un entorno lúdico y positivo.

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook120Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn27Share on Google+0Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.