Los helados pueden perjudicar la salud bucodental, aunque puede solucionarse fácilmente con un cepillado de dientes, como advierte en esta entrevista el Dr. Jacobo Gil Gil, especialista en endodoncia avanzada con microscopio en la Clínica Odontológica Gil y Gil. Sin embargo, también presentan beneficios al ser un refrescante suplemento de calcio en estas fechas tan calurosas que ayuda al desarrollo de los dientes en niños y supone un buen añadido de calcio para aquellas personas que tengan problemas de hueso u osteoporosis.

El exceso de helados puede incrementar la aparición de caries por su alto contenido en azúcares.

¿Afectan los helados a los dientes?

Los helados, como todo alimento con un alto contenido en azúcares, afecta a la salud bucodental ya que un abuso en su consumo puede elevar la posibilidad de aparición de caries, sobre todo aquellos helados con toppings o añadidos como chocolate, caramelo o golosinas que pueden quedar pegadas a la superficie oclusal de los dientes.

¿Tienen algún beneficio para los dientes?

Los helados cuya base es la leche tienen como beneficio que suponen un buen suplemento de calcio. Debido a ello, son beneficiosos en etapas de crecimiento y patologías donde existe riesgo de pérdida de hueso, como con la osteoporosis. En cambio, los helados cuya base es el agua, si bien engordan menos, para los dientes solo suponen un consumo de azúcares que pueden empeorar nuestra salud dental.

¿Qué riesgos presentan?

El mayor riesgo que suponen los helados para nuestros dientes es la cantidad de azúcares que contienen, que pueden elevar la posibilidad de que aparezcan caries. Este riesgo es debido a que las bacterias que tenemos en la boca, al contacto con el azúcar, empiezan a formar ácidos que degradan el esmalte hasta provocar lo que conocemos como caries.

Quienes sufran sensibilidad dental deberían evitar tomar helados, granizados y batidos.

¿Cómo pueden evitarse las caries?

Ese riesgo puede incluso desaparecer con un simple cepillado después de consumir el helado. Otra manera de combatir este problema es tomar helados edulcorados con estevia (siempre y cuando sea natural) que si bien pueden provocar caries, lo hacen en una menor medida que los azúcares convencionales.

¿Y cómo se tratan una vez aparecen?

La única manera es mediante la eliminación del tejido dentario afectado y su posterior obturación con un material de elección del odontólogo, debido a que se trata de una lesión irreversible de forma natural.

¿Cómo influyen los helados en la sensibilidad dental?

Como es lógico, las personas que sufran sensibilidad dental deberían evitar tomar helados, granizados y/o batidos debido a que se sirven a temperaturas muy frías. Su ingesta puede provocar una agresión al nervio pulpar de los dientes que a la larga puede desembocar en una pulpitis irreversible que necesite tratarse con una endodoncia.

¿Cómo se combate esta sensibilidad dental?

Cada caso es diferente y lo más importante es hallar la causa. En función de ello, los tratamientos pueden diferir mucho: desde tratamientos no invasivos para disminuir la sensibilidad (como fluorizaciones o geles especiales) hasta obturaciones en cuellos de dientes cuando se trata de sensibilidad por lesiones de abfracción, abrasión o erosión dental.

Si quieres más información:

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook27Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn1Share on Google+1Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.