Si este septiembre te has propuesto mejorar tu forma física y probar con el running, una de las cosas que nunca debes olvidar es la hidratación. Pero, ¿sabes cuánto líquido tomar y cuándo es mejor hacerlo? El nutricionista Antonio Ballesteros Hens, de Nutriendo-T, te explica en esta infografía todo lo que necesitas saber sobre la hidratación del corredor.

Hidratación del corredor (infografía)

 

¿Cómo ayudan las bebidas isotónicas?

  • Propician la retención de fluidos por su contenido en sodio.
  • Previenen la hiponatremia (pérdida excesiva de sodio a través de la orina).
  • Sus hidratos de carbono en forma de azúcares simples mantienen los niveles de glucosa en sangre.
  • Contribuyen a regular la temperatura y el equilibrio de líquidos.
  • Mantiene las reservas de glucógeno para retrasar el cansancio y la fatiga muscular.

Antes de la carrera

Bebe 500 ml de agua dos horas antes de la carrera. Así tienes tiempo de eliminar el exceso de hidratación.

Durante la carrera

Si la carrera dura menos de una hora, bebe agua.

Si dura más, toma bebidas con carbohidratos o electrolitos para mejorar el rendimiento (de 600 a 1200 ml / h de una solución que contenga entre un 4% y un 8% de carbohidratos).

Después de la carrera

Debes recuperar el 150% del peso perdido a través de los líquidos: si en la carrera pierdes 1 kg de peso, bebe 1,5 l de agua e isotónico entre las 2 y las 3 horas posteriores a la prueba.

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook23Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn4Share on Google+0Pin on Pinterest199

You must be logged in to post a comment.