Las redes sociales de salud resultan de gran utilidad para el intercambio de conocimiento, experiencias y opiniones entre profesionales del ámbito sanitario. Favorecen la comunicación directa y la colaboración entre especialistas en un espacio abierto como internet, donde millones de personas acuden cada día a resolver dudas de salud. Sirven para conectar, difundir, dialogar, compartir, aprender, debatir y avanzar en el ámbito de la medicina, en cualquiera de sus vertientes. Son lo que conocemos como herramientas colaborativas.

Chats, blogs, wikis, podcasts, SlideShare, redes sociales… Todas ellas son herramientas colaborativas y forman parte de nuestra vida cotidiana pero, quizás, no tanto de nuestra faceta profesional. O al menos no tanto como deberían si tenemos en cuenta la gran cantidad de referencias en internet que avalan su eficacia y utilidad en este campo. Un ejemplo claro es la Guía de usos y estilos en las redes sociales del Sistema Sanitario Público de Andalucía elaborada por la Consejería de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía para favorecer el uso de redes sociales entre sus profesionales de la salud.

En Pinterest encontramos también un panel entero dedicado a social media como herramienta motivadora en el ámbito colaborativo. En el campo de la educación son habituales las redes para la colaboración entre docentes, tanto que el Ministerio de Educación y Cultura, en su portal Red de Buenas PrácTICas 2.0 dedica un podcast entero a este tipo de entornos ya que, según afirman, «el desarrollo profesional de los docentes de la escuela del siglo XXI pasa por la formación, la experimentación e innovación en el aula y el trabajo en red».

pizzara+logo (1)

Este principio también es válido para los profesionales de la salud. De ahí que existan desde hace un tiempo comunidades online de salud como Saluspot, en la que los profesionales de la medicina pueden comunicarse entre sí, además de con el usuario. Una red social de salud específica para médicos y especialistas de otras disciplinas donde, además, ese diálogo se da en privado y en un área segura, a través de un servicio de mensajes tú a tú que permiten la transferencia de archivos a compañeros sin ningún tipo de preocupación.

Además, Saluspot también ofrece otras ventajas a los profesionales de la salud que se derivan de su uso como herramienta colaborativa:

1. Influir sobre la comunidad. Cualquier especialista puede llegar a convertirse en un líder de opinión o incrementar el número de seguidores en función de su aportación a la comunidad de salud.
2. Aumentar el número de seguidores. La plataforma permite incrementar el círculo de contactos con profesionales de reconocida trayectoria.
3. Ayudarse mutuamente. Es una manera de mantenerse en contacto con antiguos compañeros de trabajo o estudios, un canal de comunicación para sacar adelante iniciativas comunes o trabajar en proyectos conjuntos, entre otros.
4. Establecer relaciones más directas. Doctores o especialistas pueden acercarse a través de su participación en un espacio común. Al responder a una misma pregunta de salud, los profesionales pueden conocer mejor sus puntos de vista, sus experiencias y formas de actuar respecto a un mismo caso para luego comentarlo en privado.

De esta forma, lo que consigue Saluspot es generar un espacio seguro y colaborativo para el profesional de la salud, que podrán interactuar con otros colegas, debatir cuestiones médicas, o ayudarse mutuamente

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn56Share on Google+1Pin on Pinterest1

You must be logged in to post a comment.