A estas alturas todos tenemos claro que si no estás en internet no existes. Pero ya no basta con estar presentes, hay que destacar sobre los demás. Para conseguir que tu clínica o consulta aparezca en los primeros resultados de Google, tienes que tener claros dos conceptos fundamentales en el marketing online: SEO y SEM.

Marketing para médicos: SEO y SEM

Empecemos por el principio. Cuando buscamos en Google «Clínica dental en Madrid» encontraremos dos tipos de resultados:

  1. Los anuncios, que aparecen en la parte superior y en el lateral derecho, y están señalados con un pequeño cartel amarillo. El SEM es una actividad que afecta a este sector.
  2. Los resultados naturales u orgánicos; es decir, los que no están sujetos a ningún tipo de pago. Estos pertenecen al área que trabaja el SEO.

Marketing para médicos: SEO vs. SEM

¿Qué es el SEO?

El Search Engine Optimization (SEO) es la optimización para los motores de búsqueda como Google. Con este trabajo se busca hacer más visible una web a los buscadores para así posicionar mejor la página en la lista de resultados.

¿Qué criterios utiliza Google para posicionar una web?

El algoritmo o la fórmula que utiliza Google para ordenar los resultados de búsqueda no se conoce. Así el buscador garantiza una buena experiencia al usuario. Si se supiera cómo es dicho algoritmo, existirían empresas que colocarían a sus clientes en las primeras posiciones en los buscadores, sin tener en cuenta si el contenido de esas páginas es interesante o se acerca a lo que está buscando el internauta. ¿Seguirías usando un buscador que solo te ofreciese resultados spam?

¿No se puede adivinar lo que le gusta a Google?

Sí se sabe qué es lo que prefieren los motores de búsqueda. La filosofía de Google es darle una buena experiencia al usuario; es decir, mostrarle lo que está buscando. La utilidad y la calidad de los contenidos es, por encima de todo, lo que más valora Google. Pero además, los expertos en SEO indican que Google posiciona mejor aquellas páginas que…

  1. Estén actualizadas. Cuanto más contenido nuevo se publique más posibilidades tendrá una web de salir en buenas posiciones.
  2. Tengan un buen título: debe ser descriptivo y ha de contener palabras clave. Pero ojo, recuerda que quienes te leen son personas, atrápalos con un título original y no seas demasiado cuadriculado.
  3. Utilicen los enlaces con cabeza: es fundamental enlazar a otras páginas, pero recuerda que tampoco hay que pasarse, ya que puede confundir al usuario.
  4. Empleen palabras clave: son aquellas por las que te van a encontrar. Es importante que aparezcan en el título, la URL o a lo largo del texto (siempre que no te pases).
  5. Cuiden el contenido: debe ser original (no plagiado), novedoso, curioso y fácil de leer. Recuerda que si ofreces contenido pobre, farragoso y sin gracia, el usuario no volverá a poner los pies en tu web.
  6. Tengan presencia en redes sociales: Google también tiene en cuenta las veces que un contenido es compartido en Facebook, Twitter o Tumblr. Los «votos sociales» suman puntos a la hora de posicionarte en los buscadores.

¿Nos hemos olvidado del SEM?

Claro que no. El SEM, del inglés Search Engine Marketing, es el marketing de los motores de búsqueda. Afecta a los anuncios que, como ya explicamos, aparecen en Google cuando buscamos un término en concreto.

¿Qué ventajas tiene anunciarse en Google?

La publicidad tradicional ofrece muy buenos resultados, pero a menudo es demasiado costosa y puede que no llegue a nuestro público. Además, una vez lanzamos el anuncio, no podemos cambiar lo que no funciona. Con el marketing digital esto ha quedado atrás. Estas son algunas de las ventajas de lanzar anuncios con servicios como AdWords de Google:

  1. Publicidad con bajo presupuesto: puedes controlar cuánto te quieres gastar en tus acciones de marketing en todo momento, y cambiar la cantidad cuando quieras. Además, pagas solo si alguien hace clic en tu anuncio, algo impensable en la publicidad tradicional.
  2. Se controla el ROI (retorno sobre la inversión) más fácilmente. El servicio ofrece estadísticas para analizar cuántas personas ven el anuncio o cuántas hacen clic en tu web.
  3. Se puede controlar qué acciones funcionan y qué no.
  4. Y si es necesario, puedes cambiar los anuncios en todo momento.
  5. Llegas a tus clientes potenciales cuando buscan algo como lo que tú estás ofreciendo.

¿Qué determina qué anuncio sale primero?

Como ocurre con los resultados naturales de los buscadores, Google elige qué anuncios estarán mejor posicionados. Los criterios que sigue el buscador son:

  1. La puja en subasta. Cuanto más presupuesto asignes a un anuncio determinado más posibilidades tendrás de que este aparezca en mejor posición. Pero también se tiene en cuenta…
  2. El nivel de calidad del anuncio: mide la relevancia y la utilidad del anuncio junto con la web a la que enlaza.

Así pues, el SEM, como el SEO, también necesita una estrategia. Saber cómo organizar el presupuesto, qué palabras comprar, cuándo y dónde poner los anuncios es todo un arte. Pero eso ya es otra historia.

Experta en marketing de contenidos, redes sociales y blogging. Mi objetivo: darte las mejores herramientas para mejorar tu reputación médica online y convertirte en el mejor médico 2.0.
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn29Share on Google+1Pin on Pinterest1

You must be logged in to post a comment.