La facultad te ha enseñado a ser un buen profesional de la salud, pero a la hora de captar pacientes, esa formación se queda corta. Sobre todo si quieres ir más allá de típicos folletos que acaban tirados en la papelera sin haber sido leídos. ¿Cómo llamar la atención de tus posibles pacientes y posicionar tu clínica?

El marketing tradicional (anuncios en radio, televisión o prensa, catálogos, etc.) puede serte muy útil, pero suele ser bastante caro, y no todas las consultas pueden permitirse ese gasto. Por otro lado, el marketing digital te permite llegar a una audiencia mayor (y más interesada en lo que tú ofreces) con un coste mucho más bajo. Si esto te suena a chino, no te preocupes, aquí encontrarás los conceptos básicos sobre marketing online que deberías conocer.

1. SEO (Search Engine Optimization)

Es la optimización de una web para que aparezca en las primeras posiciones en los motores de búsqueda como Google. Nadie sabe cuál es la fórmula mágica de Google, pero ante todo premia las webs que ofrecen una buena experiencia al usuario. Es decir, que, entre otras cosas, tengan contenido de utilidad y estén actualizadas. Uno de los valores que tiene en cuenta es el número de backlinks, es decir, los enlaces que llevan a tu web desde otras páginas. El que tu web sea enlazada le indica a Google que tu contenido es interesante. Pero ojo, no vale con tener muchos enlaces, lo que importa es que estos sean de calidad.

Marketing para médicos: los 10 conceptos que deberías conocer

2. SEM (Search Engine Marketing)

Es el marketing en los buscadores y afecta a los anuncios publicados en Google. Estos anuncios (Google AdWords) son mucho más baratos que la publicidad tradicional porque solo te cobran cuando se hace clic en el anuncio. Además, eliges cuánto te quieres gastar y puedes cambiar el anuncio si no tiene los resultados esperados. Además, puedes acotar mucho más tu público objetivo, pues llegas a quienes buscan lo que ofrece tu consulta.

3. Inbound Marketing

Son acciones no tan dirigidas a la venta como a informar al usuario sobre tu producto o empresa antes de la compra. Se trata de atraer la atención del consumidor con información útil, evitando mensajes publicitarios o demasiado comerciales, ya que estamos saturados. Un ejemplo de inbound marketing en odontología sería que una clínica hablara en su blog sobre técnicas novedosas, publicara infografías comparando tratamientos o tuviera una sección de preguntas frecuentes de pacientes. Otro ejemplo de este tipo de mercadotecnia es Saluspot, ya que permite posicionar las clínicas y los perfiles profesionales gracias a la información de utilidad dada a e-pacientes a través de las secciones de preguntas y artículos.

4. SMO (Social Media Optimization)

La optimización para redes sociales refiere a la estrategia y las acciones que vas a realizar en comunidades como Facebook, Twitter, LinkedIn, blogs, etc., para mejorar la marca de tu clínica. De nuevo olvídate del contenido publicitario. Ofrece información de calidad, que llame la atención y que invite a ser compartida. No te olvides de la norma 80/20: 80 % de contenido informativo vs. 20 % de contenido promocional.

Marketing para médicos: los 10 conceptos que deberías conocer

5. Reputación médica online

Cuando buscamos un doctor queremos saber su experiencia, qué reputación tiene, y eso cada vez más lo hacemos en internet. Una de las herramientas para aumentar tu reputación médica online es participando en redes sociales de salud como Saluspot. Ayudar a resolver las dudas médicas de los usuarios, publicar artículos de interés o interactuar con otros especialistas son algunas de las opciones con las que destacar ante tus futuros pacientes.

6. Marketing de influencers

Son las acciones que desarrollamos para que los líderes de opinión de tu sector difundan tu mensaje y se posicionen a favor de tu causa. ¿Cómo detectar a esos peces gordos? A través de Klout puedes averiguar la presencia de cualquier persona en las redes sociales. Dentro de los medidores de influencia específicos del ámbito sanitario se encuentra Saluspot. Puedes averiguar la relevancia médica de cualquier profesional de la plataforma, y además puedes comprobar el respaldo de otros profesionales a su actividad.

7. ROI (retorno sobre la inversión)

Calcula de forma económica el éxito de las acciones de marketing online. Existen numerosas herramientas para medir este coste, como Google Analytics, SocialMention o SocialBro. Si participas en Saluspot, puedes medir también el ROI, ya que obtienes informes sobre el número de visitas a tu perfil o cuántas citas han pedido los usuarios.

8. Marketing viral

Son técnicas que buscan difundir un mensaje de forma exponencial, infectando las redes sociales como si fuera un virus. ¿Qué es viralizable? Todo contenido original, divertido, hasta polémico. Lo que más funcionan son los vídeos, los memes o las infografías. Las campañas virales son relativamente fáciles de ejecutar, y requieren un coste de inversión bajo, aunque hay que estrujarse los sesos para sorprender a una audiencia saturada de contenidos.

9. E-mail marketing

Aunque cada vez hacemos menos caso a los e-mails que nos saturan las bandejas de entrada, lo cierto es que aún sirven para captar nuevos usuarios o para fidelizar los ya existentes. La clave para que la newsletter que enviemos sea efectiva es cada vez más difícil, pero no imposible. Ofrece siempre contenido de calidad: trucos prácticos de salud, información sobre medicamentos, síntomas, novedades en tratamientos… Y no te olvides del asunto: hazlo muy llamativo para que el usuario no se pueda resistir a abrirlo.

10. Storytelling

Las decisiones a la hora de elegir tanto un producto como nuestro médico se hacen de forma más emocional de lo que se cree. Y cuando nos cuentan una historia, esa conexión emocional que establecemos con el narrador hace que el mensaje cale mucho más. El storytelling no es nada nuevo (las parábolas de la Biblia no son otra cosa), pero muchos hospitales están entendiendo por fin que relatar la lucha para conseguir curas o salvar vidas es una forma muy efectiva de mejorar el branding o imagen de marca.

Estos diez conceptos pueden ayudarte a impulsar la visibilidad, tanto de tu marca personal como la de tu consulta médica. No hace falta crear perfiles a lo loco en las diferentes redes sociales o abrir un blog inmediatamente. Tómatelo con calma, empieza poco a poco a publicar información que nos sea útil a ese 80 % de usuarios que buscamos nuestras dudas de salud en internet. Con constancia y coherencia, verás como poco a poco, esas acciones tienen resultados tangibles.

 

Experta en marketing de contenidos, redes sociales y blogging. Mi objetivo: darte las mejores herramientas para mejorar tu reputación médica online y convertirte en el mejor médico 2.0.
Share on Facebook22Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn49Share on Google+2Pin on Pinterest1

You must be logged in to post a comment.