Una de las razones por las que los médicos tienen más reparos a la hora de participar en las redes sociales son los trols. Esos lectores de blogs, foros o usuarios de Facebook o Twitter que no tienen otra cosa que hacer que molestar al personal. Son expertos en hacer comentarios negativos que, en la mayoría de las veces, están injustificados. Además, su único objetivo es sembrar polémica y disgusto.

Médicos y redes sociales: cómo lidiar con los trols

Los trols se identifican de forma muy sencilla. Suelen emplear un lenguaje agresivo (hasta ofensivo), con faltas de ortografía y abuso de mayúsculas y signos de exclamación. Pero también los hay meticulosos. Esperan a que cometas el mínimo error para hacértelo notar con un comentario sardónico. Otros tipos de trols no aportan nada y escriben por escribir o por llamar la atención. Pero siempre, su objetivo es molestar.

Si estás inquieto por lo que has leído no te asustes. Los trols pueden ser fastidiosos, pero si no los alimentas y sabes lidiar con ellos con cabeza acabarás venciéndolos. Estos son algunos consejos para lograrlo.

1. Dales el beneficio de la duda

Un comentario negativo no tiene por qué estar realizado por un trol. Muchas veces es un usuario normal que quiere expresar su opinión sobre algún error (todos cometemos errores). Responde a su comentario con corrección y comprueba si vuelve a contestar con hostilidad o es razonable.

2. Admite si te has equivocado

Algunas veces los trols nos dan una lección, pues nos hacen ver que nos hemos pasado o que hemos obrado mal. Si tiene razón en la crítica, sé humilde, toma nota y trata de enmendar el error.

Un consejo: a veces el humor ayuda a rebajar la tensión. Una respuesta ingeniosa a un comentario burlón puede hacerte ganar puntos ante la comunidad. Incluso puedes convertir en fan a ese trol. Pero ojo: hay una línea muy fina entre ser gracioso y faltar al respeto. Nunca la rebases.

3. Contrataca con hechos

A menudo los trols se dedican a difamar o difunden información falsa o poco contrastada. Ante esos comentarios, responde de forma firme pero respetuosa con datos empíricos.

Un ejemplo. Imagina que has escrito un post sobre implantes dentales y un lector te ha dejado un comentario en el que pone en duda la eficacia de esta técnica basándose solamente en que su implante ha fracasado. Lo tienes muy fácil. Respóndele con información objetiva sobre la tasa de éxito de los implantes y las razones por las que estos fracasan.

4. Usa la cabeza antes de responder

Puede que nos sintamos nerviosos y hasta ofendidos por el comentario de un trol. Pero ante todo, mantén la calma y no te lo lleves al terreno personal. Antes de contestar piensa siempre en las consecuencias de tu respuesta. No te precipites. Y sobre todo, no te enzarces en discusiones que no llevan a ninguna parte y que acaban siendo una lucha de egos.

5. ¿Borrar los comentarios?

Nadie ha dicho que esté prohibido. Pero analiza siempre qué va a provocar si los eliminas. Por supuesto, tienes la total libertad de hacerlo ante comentarios soeces, agresivos u ofensivos.

Por otro lado, hay expertos, como el gurú del marketing Guy Kawasaki, que recomiendan desactivar la opción para recibir comentarios ante publicaciones que puedan generar mucha polémica. Pero esa debería ser la última opción.

6. Publica las normas de tu comunidad

La mejor manera de ofrecer transparencia con respecto a las prácticas permitidas en tu página de Facebook, tu perfil de Twitter o tu blog es publicando tu política de contenidos. Así, tendrás plena justificación ante tus seguidores si decides eliminar comentarios o bloquear a ciertas personas. Solo un consejo: no seas demasiado estricto o espantarás a los usuarios.

En cuanto participas en las redes sociales estás expuesto a la crítica. Que eso no te asuste. Intercambiar opiniones es la filosofía de la web 2.0. Si mantienes la cabeza fría y tienes sentido común, los trols acabarán yéndose a otro bosque a molestar.

Experta en marketing de contenidos, redes sociales y blogging. Mi objetivo: darte las mejores herramientas para mejorar tu reputación médica online y convertirte en el mejor médico 2.0.
Share on Facebook3Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn54Share on Google+0Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.