Está confirmado, los pacientes prefieren a los médicos que participan en las redes sociales de salud y medios de comunicación online. Tras la celebración el pasado mes de abril de las I Jornadas de e-Salud en Asturias, los pacientes aseguraron que los médicos que participan en redes sociales no solo consiguen mayor valoración por los usuarios, sino que también son los más solicitados para acudir a consulta médica.

Participar en redes sociales médicas y webs relacionadas con la salud aporta una cercanía y proximidad entre pacientes y sanitarios que les otorga una mayor notoriedad. La confianza que generan hace que los pacientes opten por acudir a estos médicos, ya que de una forma u otra les han tratado a través de la red.

Médicos y redes sociales

Invertir tiempo en las redes sociales médicas para los sanitarios, ya sea en foros o páginas webs específicas, hace que poco a poco ganen una mayor reputación, no solo online, sino también en consulta. Por ello los contenidos publicados en internet deben ser de calidad, contrastados y fáciles de entender para los usuarios, ya que al no estar cara a cara la comunicación es más reducida. Tanto para médicos como para usuarios la participación en estas redes sociales les supone un aprendizaje continuo, así como un intercambio de conocimientos.

En una encuesta realizada por Vademécum, uno de los datos que más resalta es que el 86 % de los profesionales de la salud usa sus dispositivos móviles a diario para consultar diagnósticos de pacientes, dudas o informarse de las nuevas noticias médicas.

Según varias encuestas realizadas por Advertisinghealth, las redes sociales médicas cada vez entran con más fuerza en la sociedad, especialmente entre los más jóvenes. La gente de entre 18 y 24 años dobla el porcentaje de uso de las redes sociales médicas respecto a la gente de entre 45 y 54 años. Esto se debe a que los jóvenes se adaptan de manera más rápida a los cambios que se producen en las nuevas tecnologías y en internet. De todos estos jóvenes, el 90 % afirma que confían en la información relacionada con salud que se mueve en las redes. Por otro lado, el 47 % de los adultos admite que comparten su información sanitaria con médicos a través de redes sociales especializadas.

Cabe destacar que casi un 20 % de los propietarios de un smartphone tiene al menos una aplicación de salud. Las más usadas son sobre ejercicios, dieta o peso. Por eso la importancia de participar en redes sociales médicas, ya que cada vez más usuarios acuden a ellas para buscar respuestas a sus dolencias o inquietudes.

Las principales fuentes para obtener información relacionada con la salud son las siguientes según un estudio facilitado por Mashable:

  • WebMD
  • Wikipedia
  • Sitios webs de revistas de salud
  • Facebook
  • YouTube
  • Blogs
  • Comunidades de pacientes
  • Twitter

Además está confirmado que el 31 % de los profesionales que usan redes sociales de salud les beneficia en su creación de las redes propias, es decir que los e-pacientes acaban consultando las páginas personales de los doctores o de los centros a los que pertenecen. También, el 41 % de los usuarios admite que las redes sociales de salud les condicionan a la hora de elegir un médico, un hospital o una clínica de salud.

Por todos estos datos quiero resaltar la importancia que están tomando redes sociales de salud como Saluspot, que cuentan con la seguridad de que los contenidos médicos son de calidad, y cómo esta participación beneficia a los sanitarios a la hora de recibir pacientes. Hago hincapié en la necesidad de que estos contenidos de salud que se consumen en las redes sociales sean elaborados por los propios médicos.

Share on Facebook35Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn178Share on Google+4Pin on Pinterest2

You must be logged in to post a comment.