Si quieres posicionar tu web de salud deberías mejorar su PageRank. Así es como se denomina al sistema de Google que puntúa de 0 a 10 la relevancia de tu web. Esta nota, que se calcula de forma matemática, se basa en la cantidad y la calidad de los enlaces externos que apuntan a una web. Es decir, determina la importancia de una página en internet según el número de links y la autoridad de la página que te señalan.

Para entender mejor en qué consiste, imagina que la OMS publica un artículo en su página de inicio, que tiene un PageRank 8. Supón que a lo largo del texto, el autor ha decidido incluir un enlace a tu blog, web, etc., porque entiende que puede ser relevante para el caso. Al hacerlo, Google considera que este enlace de la Organización Mundial de la Salud es como un voto a tu página. Además el buscador tiene en cuenta el PageRank de la página que te enlaza (en este caso 8). Cuanto mayor sea su PR, más valor del link para Google, más relevancia para tu web de salud.

Posiciona tu web de salud cinco claves del pagerankEste sistema de valoración de Google es importante para cualquier médico o profesional de la salud con presencia online, ya que influye en el posicionamiento. El PageRank es propiedad de la gran G y por eso le da importancia. Existen ranking de blogs médicos por PR, webs en internet para calcularlo y extensiones gratuitas de Chrome, Firefox, etc., para monitorizar el PR de cada página. Solo tienes que instalar uno de estos complementos en la barra del navegador para conocer el PageRank de tu blog o web de salud.

Además de los enlaces de otras páginas a la tuya, también hay otros factores internos que cuentan a la hora de incrementar el PR. Hay infinidad de consejos en internet para hacerlo, unos más recomendables que otros, pero deberías tener muy en cuenta…

  1. La frecuencia y ubicación de las palabras clave. Cuando definas las palabras más importantes de tu blog o web de salud, dales protagonismo y presencia en los sitios más destacados. Asegúrate de que la densidad es adecuada (ni muy baja ni excesivamente alta).
  2. Las metaetiquetas. Aportan información importante de tu web de salud: autor, título, fecha, palabras clave, descripción… Estos tags HTML, invisibles para el visitante pero visibles para los buscadores, se vinculan al encabezado de la página y resultan muy útiles para navegadores u otros programas que puedan servirse de esta información.
  3. Las cabeceras. Dentro de tu web de salud hay que distinguir entre la cabecera (<head>) y el cuerpo (<body>). En la primera incluyes contenidos invisibles pero determinantes en el aspecto de la página y su comportamiento. Es el caso de las etiquetas HTML <title>, <link>, <style>, <base> y <script>.
  4. Los vínculos. Además de los enlaces externos, que ya hemos visto, en el PagRank también influye tu estructura de links internos, es decir, aquellos que relacionan entre sí las diferentes páginas de tu web de salud. Digamos que, dentro de tu web de salud, cuantas más páginas vinculen a otra, o cuanto más importantes sean las páginas que apuntan a otra, más valor tendrá la página de destino.
  5. La estructura del sitio web. Esta parte se refiere a la forma de organizar los menús de navegación y contenidos dentro de tu web de salud. Hay diferentes tipos de estructura, puede ser en árbol, lista, mixta o red. La mejor disposición será aquella que mejor se adapte a la finalidad de tu página, a tus contenidos y al público al que te diriges.

Aun así, volviendo a la importancia de los enlaces externos, si quieres sacar buena nota con tu web de salud es importante que cuides la calidad de los contenidos para que otros sitios te enlacen como referencia. No hagas caso de las tretas que proponen muchas páginas de SEO, al final se acaba pagando. Piensa que Google actualiza el PageRank continuamente, la última vez en diciembre de 2013, para neutralizar las malas prácticas y el SEO black hat.

Un ejemplo de la lucha del buscador americano contra el spam fue la aparición de los enlaces rel=”nofollow” a comienzos del 2005. Este atributo de la gran G hace que no se tengan en cuenta los links con esta referencia cuando se calcula la relevancia de una página. En otras palabras, son vínculos que no “traspasan” valor al sitio al que apuntan. Los que sí lo hacen son los rel=”dofollow”, que son los que hay, por ejemplo, en los perfiles de los centros de Saluspot, y que dirigen a las webs de las clínicas. Estos enlaces sí cuentan a la hora de posicionar tu web de salud.

No obstante, el PageRank es algo dinámico e incrementa también con el tiempo.

Licenciado en Periodismo y Máster en Dirección de Comunicación. Especialista en SEO y 2.0. Actualmente soy director de Contenidos y Comunicación de Saluspot. Tu salud es lo primero.
Share on Facebook5Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn15Share on Google+0Pin on Pinterest1

You must be logged in to post a comment.