Hay más personas buscando información de salud en internet que conectada a Facebook. Buscar en Google síntomas, para qué sirve un medicamento o cómo prevenir alguna dolencia simple es ya un acto cotidiano. ¿Te puedes fiar de todo lo que lees? Por supuesto que no. Internet está lleno de iluminados que te dicen que tal o cual producto curan el cáncer. ¿De qué sitios te puedes fiar?

Preguntas online a médicos: ¿dónde consultar?

 

1. Organismos oficiales

Puedes encontrar información muy útil y de actualidad en las webs de organismos oficiales como la OMS, los ministerios de sanidad, colegios de médicos, secretarías de salud, etc. Estas instituciones ofrecen la seguridad de que la información disponible a los usuarios está contrastada y es aceptada por la comunidad científica.

2. Sellos de acreditación

Existen otras webs que sin ser oficiales ofrecen información fiable. ¿Cómo saber cuáles son? Busca su acreditación. Saluspot, por ejemplo, está acreditada por el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona. Esto es una garantía de que la información que vas a encontrar es de calidad desde el punto de vista sanitario.

3. Ve a la propia fuente

Muchas veces consultamos artículos de salud, pero, ¿sabes realmente quién los escribe? ¿Los supervisa un doctor? Si quieres resolver una duda de salud, lo mejor es que consultes directamente a un médico. Webs como Saluspot te permiten hacerlo. En Saluspot puedes preguntar gratis cualquier duda de salud que tengas a miles de especialistas de distintas disciplinas.

4. Huye de remedios milagrosos

Si das con una web donde te prometen adelgazar de forma milagrosa gracias a un producto que (¡oh sorpresa!) es bastante caro, sal de ahí, ¡es una trampa! La medicina poco tiene relación con los milagros. Y detrás de estos siempre hay gente que intenta llenarse los bolsillos gracias a los más incautos. Ten juicio. Y si tienes dudas, consulta siempre a tu médico.

5. Desconfía si hay publicidad

El código ético de la medicina indica que en todo momento se debe mirar por el bienestar del paciente, que solo se deben publicitar los efectos beneficiosos de un producto con objetividad y prudencia. Si ves anunciado un producto en una web de salud o alguien lo alaba de forma exagerada o subjetiva, deben saltarte todas las alarmas. Toda la información que encuentres sobre un medicamento, tratamiento, terapia debe ser veraz y contrastada. Exígelo.

6. No preguntes en Yahoo Answers

No es lo mismo pedir un consejo de salud que de bricolaje. Una web donde cualquiera puede darte una respuesta de salud no es un lugar fiable. Si no sabes quién te contesta, qué formación tiene y si tiene la capacidad para ejercer, no te fíes de su respuesta. En Saluspot, por ejemplo, solo encontrarás profesionales de la salud acreditados. Además, podrás ver en todo momento su currículum y credenciales.

7. Cuida tu anonimato

No seas inconsciente a la hora de revelar datos sensibles. Siempre que hagas una pregunta de salud online asegúrate de que nadie puede asociar tu pregunta contigo. Y si vas a compartir informes o radiografías hazlo solo en un entorno confidencial y seguro.

8. Pago seguro

Siempre que vayas a hacer un pago por internet tienes que fijarte si la web cumple con los estándares de seguridad. Por ejemplo, si vas a hacer una pregunta privada en Saluspot o vas a contratar el Plan Plus podrás ver que el pago en Saluspot es 100 % seguro.

9. Ojo con los diagnósticos

Solo tu doctor te podrá hacer un diagnóstico y ofrecer un tratamiento, ya que para ello es necesario una visita, análisis, historia médica, etc. Desconfía de todo lugar que ofrezcan diagnósticos y soluciones alegremente.

10. No te olvides de tu médico

Las webs de preguntas online a doctores están concebidas para ser un complemento a la vista al médico, nunca para sustituirlo. Están para ofrecerte más ayuda y más información. En definitiva, su objetivo es aumentar el control sobre tu salud, nunca disminuirlo.

Experta en marketing de contenidos, redes sociales y blogging. Mi objetivo: darte las mejores herramientas para mejorar tu reputación médica online y convertirte en el mejor médico 2.0.
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn14Share on Google+0Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.