La e-salud no es un término nuevo, ni mucho menos. Pero como uno no nace sabiendo, seguro que aún hay muchos profesionales de la salud y pacientes que desconocen qué significa

La e-salud refiere a la unión de la atención sanitaria con las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Se trata de un término muy amplio que abarca desde la telemedicina, la salud móvil, la ludificación o gamificación, los wearables, la historia clínica electrónica…

¿Qué beneficios tiene la e-salud?

Para pacientes…

  • Llega a rincones remotos y permite hacer seguimiento sin que el paciente tenga que desplazarse grandes distancias para ir a la consulta.
  • Agiliza y simplifica la comunicación entre especialistas a través del historial médico electrónico.
  • Mejora el acceso a la información de salud. Por ejemplo, a través herramientas de calidad como Saluspot, podemos acceder a contenido de salud y bienestar producido por médicos.
  • Hace fluida la comunicación entre médico y paciente a través de la consulta electrónica.
  • Ayuda a viralizar campañas de salud pública, concienciación o sensibilización.
  • Obtienes segundas opiniones. A través de herramientas como Saluspot puedes pedir consejo a doctores si te queda alguna duda que no has podido preguntar en consulta, u obtener una segunda opinión.
  • Estás mejor atendido si padeces una enfermedad de tipo crónico. Existen múltiples dispositivos de seguimiento remoto que envían los resultados a tu médico.

Para profesionales sanitarios…

  • Mejora la eficiencia de los sistemas sanitarios. Un ejemplo de ello es en la gestión de enfermedades como la epoc, donde la telemedicina ha logrado reducir un 60 % los ingresos hospitalarios.  
  • Mejora la atención y el seguimiento de pacientes con enfermedades crónicas.
  • Contribuye a la colaboración entre el personal sanitario. Además de poder acceder sin trabas a la historia clínica electrónica (siempre cumpliendo la protección de datos), redes sociales como Twitter son un altavoz para eventos médicos como congresos o conferencias.
  • Facilita el diagnóstico y el tratamiento. Gracias al big data (bases de datos masivas) se obtiene gran información sobre pacientes, contribuyendo así a la investigación de enfermedades y curas para estas.
  • Mejora la reputación online de los profesionales de la salud. Las tecnologías de la información y la comunicación hacen que sea más fácil y sobre todo más barato realizar acciones de marketing en su formato digital para poder captar más pacientes.

Como hemos visto, son múltiples las ventajas de la e-salud, tanto para pacientes como para profesionales médicos o el propio sistema sanitario. Eso sí, no está exento de amenazas y retos. Sobre todo, garantizar la protección de los datos de los usuarios, asegurar la calidad de la información o la eficacia de los dispositivos wearables o aplicaciones móviles aplicadas a la salud. En cualquier caso, se trata de un viaje como poco trepidante. ¿Te subes a la nave?

Experta en marketing de contenidos, redes sociales y blogging. Mi objetivo: darte las mejores herramientas para mejorar tu reputación médica online y convertirte en el mejor médico 2.0.
Share on Facebook8Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn10Share on Google+1Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.