En España nacen anualmente alrededor de 5.000 niños con alguna cardiopatía congénita. Existen más de 50 tipos distintos de lesiones congénitas y en la mayoría de los casos se trata de dolencias leves que desaparecen con los años.

Las cardiopatías congénitas son malformaciones estructurales del corazón o del sistema cardiovascular. Es decir que afectan a la estructura del corazón o su funcionamiento. Estas enfermedades están presentes desde el nacimiento en 8 de cada 1.000 recién nacidos. Una lesión cardíaca congénita no detectada y/o tratada adecuadamente, puede condicionar la vida del paciente impidiendo que el corazón funcione correctamente.

Los defectos cardíacos congénitos suelen detectarse durante una ecografía o en los primeros días de vida del bebé. Gracias a la inmediatez con la que se diagnostican es más sencillo preparar un tratamiento médico o quirúrgico con el que corregir casi definitivamente la lesión. Aún así la cardiopatía congénita causa más muertes en el primer año de vida que cualquier otro defecto de nacimiento.

No siempre se pueden asegurar las causas de la cardiopatía congénita. Actualmente se están haciendo investigaciones que relacionan la aparición de estas malformaciones con fármacos que contienen ácido retinoico (para el acné), el alcohol o infecciones como la rubéola durante el embarazo. En el caso de las mujeres diabéticas existe una elevada tasa de problemas cardíacos congénitos cuando el azúcar en sangre no se controla adecuadamente.

La prevención en este caso puede sólo basarse en un buen cuidado prenatal, pues aún se están estudiando las causas más comunes.- Evitar el consumo de alcohol y otras drogas durante el embarazo.- Evitar el uso de medicamentos.- Confirmar si estamos inmunizados contra la rubéola y, en caso contrario, evitar cualquier posible contacto con un foco de infección

– Ser rigurosas en el control de los niveles de azúcar si se padece diabetes

-Si existen antecedentes familiares de estas patologías es importante advertir al médico para que nos realice las pruebas de detección. Pues hay un factor genético considerable.

Consulta gratis en Saluspot.com tus dudas sobre salud con médicos de toda España.

El equipo de redacción de Saluspot.
Share on Facebook12Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.