¿Sabes qué piensan de ti los internautas? ¿Conocen todos tus logros profesionales? Puedes ser una eminencia en tu campo y a la vez ser un desconocido en internet. Y esto conlleva un problema, porque cada vez más gente acude a este medio para buscar médico. Por eso, así como trabajas día a día para mantener tu reputación como profesional de la salud, deberías trabajar tu reputación médica online.

¿Qué es la reputación médica online?

Cultivar una buena reputación en la red te ayuda a:

  • Posicionarte mejor en los buscadores de internet: así aparecerás recomendado a usuarios que busquen a médicos de tu especialidad.
  • Te ayuda a diferenciarte de otros colegas de profesión.
  • Te posicionas ante los usuarios como una persona influyente y experta en tu campo.
  • Das una imagen de cercanía con la ayuda y los conocimientos que ofreces a los internautas.

Por tanto… te ayuda a captar pacientes.

 

¿Cómo empezar a mejorar tu reputación médica online?

 

1. Ayuda a la gente

Una de las claves del marketing de contenidos es huir del lenguaje publicitario, ya que cada vez produce más rechazo a los usuarios. Las nuevas estrategias, mucho más efectivas, invitan a ofrecer ayuda, a dar información útil y práctica.

Puedes ofrecer información útil a los usuarios de distintas formas:

  • Publicando artículos divulgativos en tu blog o en tu perfil de Saluspot.
  • Respondiendo las dudas de salud que tienen los usuarios.
  • Grabando vídeos explicativos sobre tratamientos, dudas generales, enfermedades comunes…
  • Creando infografías divertidas.

2. Participa en las redes sociales

Las redes sociales te ayudarán a posicionar mejor en internet el contenido que creas. Por tanto, te ayudará a darte a conocer a más usuarios. Pero además…

  • Te ayudan a tener un contacto más estrecho con posibles pacientes. Por ejemplo, en las redes sociales específicas de salud como Saluspot puedes recibir preguntas privadas donde ofrecer ayuda más personalizada. Así tendrás más posibilidades de que ese usuario se convierta en un futuro paciente.
  • Te ayudan a contactar con colegas de profesión y a hacer contactos.

3. Publica tu experiencia

En tu perfil de Saluspot debe aparecer siempre tu currículum detallado. Cuanta más información des sobre tu experiencia profesional mejor imagen darás al usuario. Ponte en su lugar cuando le respondes a su duda de salud. ¿Se va a fiar de ti (y valorará pedir una cita en tu centro) si no indicas siquiera dónde te graduaste?

4. Ofrece una imagen impecable

Muchos profesionales de la salud dan poca importancia a la fotografía que colocan en las redes sociales específicas de salud. Tu reputación médica online también depende de ello, pues es la imagen que proyectas a toda la comunidad.

Intenta evitar…

  • No poner una foto. Denota desinterés, y puede que el usuario piense que tienes algo que esconder. Das poca fiabilidad.
  • Colocar una foto de poca calidad o donde no se te vea bien la cara.
  • Elegir una foto poco profesional.

5.  Emplea un lenguaje adecuado

Tu forma de expresarte también influye en tu reputación médica online. Evita por todos los medios ser borde y nunca menosprecies las dudas o temores de los internautas. Sé paciente, comprensivo y cálido. Cuida tu ortografía y evita en la medida de lo posible emplear palabras demasiado técnicas, dado que no tenemos por qué conocerlas.

La reputación médica online se cultiva poco a poco. Si mimas los contenidos que publicas y ofreces una imagen de profesionalidad pero también de persona comprensiva y cercana, conseguirás ser más visible en internet a tus posibles pacientes.

Experta en marketing de contenidos, redes sociales y blogging. Mi objetivo: darte las mejores herramientas para mejorar tu reputación médica online y convertirte en el mejor médico 2.0.
Share on Facebook3Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn14Share on Google+3Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.