No es novedad que la práctica médica ha pasado de hacer hincapié en el tratamiento de la enfermedad a centrar sus esfuerzos en prevenir su aparición. Según la ONU, numerosas enfermedades que causan la muerte prematura a los ciudadanos europeos son prevenibles. La obesidad, los accidentes cardiovasculares, varios tipos de cáncer o enfermedades de transmisión sexual se pueden prevenir con gestos sencillos. ¿Tiene la ehealth un papel importante que jugar en este cambio de paradigma?

¿Qué papel juega la ehealth en la prevención?

Hemos visto en otro post la importancia de la salud 2.0 en el tratamiento de enfermedades crónicas, y cómo el control telemático del enfermo puede prevenir futuros brotes o viajes a urgencias. Pero, ¿en qué medida la salud digital puede ayudar a la prevención en las personas sanas o en grupos de población jóvenes?

La salud es el tercer tema que más buscamos en Google. Eso dice mucho de la importancia que tiene este tema en nuestras vidas. Y tal vez el mensaje de la prevención nunca haya calado tanto como hasta ahora. Así contribuye la ehealth a la difusión del mensaje.

  1. Campañas de salud pública. En los noventa el lema del «Póntelo-pónselo» copó las vallas publicitarias y las televisiones para concienciar a la sociedad del uso del preservativo. Imagínate la repercusión si hoy, además de copar las televisiones y las vallas, hacemos campañas en redes sociales con hashtags especiales, pero además, los doctores que tienen blogs especializados hacen hincapié sobre cómo prevenir determinadas enfermedades. Internet es un canal fácil, inmediato y sobre todo barato para difundir a los cuatro vientos un mensaje: el de la prevención.
  2. Hay un acceso fácil e inmediato a los consejos generales de salud. Las webs de preguntas a profesionales de la salud, así como las redes sociales, facilitan aún más la toma de conciencia sobre la prevención. Es un canal para que el doctor, además de responder a la duda del usuario, le dé consejos fáciles de seguir para prevenir la aparición de alguna enfermedad relacionada.
  3. Aplicaciones móviles y dispositivos wearables. La mHealth o salud móvil hace que podamos controlar en todo momento diversos parámetros médicos importantes para tener un estilo de vida saludable. Encontramos aplicaciones que utilizan la ludificación para motivarnos a hacer ejercicio, medidores de nuestra frecuencia cardiaca, cuentacalorías para no pasarnos con el peso, aplicaciones para dejar de fumar, para controlar los hábitos de sueño… En definitiva, dispositivos para todos los gustos que nos ayudan a estar más sanos.

La ehealth no solo contribuye de manera directa a la prevención gracias a las aplicaciones de salud móvil, los blogs o las redes sociales de salud, sino que de forma indirecta ayuda a que los usuarios tomemos conciencia de la importancia de llevar un estilo de vida saludable. Si todo el mundo habla de lo mismo, al final el mensaje cala. Y ese mensaje es el de que con gestos fáciles se pueden prevenir enfermedades que, además de causar una muerte prematura, suponen un gasto enorme al sistema sanitario, un coste que pagamos todos.

Experta en marketing de contenidos, redes sociales y blogging. Mi objetivo: darte las mejores herramientas para mejorar tu reputación médica online y convertirte en el mejor médico 2.0.
Share on Facebook26Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn82Share on Google+5Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.