Si decides colocarte un piercing en la boca, debes tener en cuenta tu salud y no solo lo bonito que te quedará. Los piercings orales puedan causar sensación, pero también dañarte, según explica en esta infografía la Dra. Gloria Calsina Gomis, médico estomatólogo y periodoncista en el Centro Periodontal Dra. Calsina. Dolores, desgarros y fracturas son solo algunos de los problemas que pueden provocarte los pendientes en la boca.

(Haz clic en la imagen para agrandarla).

Infografía sobre el piercing en la boca, con la colaboración de la Dra. Gloria Calsina Gomis.

Estas son las 13 formas en las que un piercing en la boca puede dañar tu salud:

  1. Dolor, hemorragia, edema y lesión nerviosa, e incluso VIH y hepatitis si el material no está esterilizado.
  2. Infecciones que pueden causar bacteriemia.
  3. Recesión gingival y defectos mucogingivales por el golpeteo sobre la encía.
  4. Enfermedad periodontal: gingivitis, periodontitis.
  5. Fracturas dentales al empujar el piercing hacia los dientes.
  6. Traumatismos, enganches y desgarros en labio o lengua.
  7. Mal aliento por placa bacteriana y dificultad de higiene bucal.
  8. Aumento de la salivación debido al cuerpo extraño en la boca.
  9. Angina de Ludwig: inflamación del tejido del suelo de la boca.
  10. Cicatrices queloides: abultadas y rojizas.
  11. Aspiración o ingestión del piercing si se afloja y cae.
  12. Alteraciones al hablar, masticar y deglutir.
  13. Piercing, tabaco y alcohol pueden predisponer a lesión precancerosa.

Si quieres saber más, puedes:

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook22Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn7Share on Google+2Pin on Pinterest100

You must be logged in to post a comment.