En lo que va de año, 44 mujeres han sido asesinadas en España por sus parejas o exparejas. Hoy se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Una violencia que va más allá de las muertes que vemos en televisión y que son la punta de un iceberg compuesto de violencia sexual, psicológica o económica. Una violencia que según la ONU sufre el 70 % de las mujeres de todo el mundo.

Redes sociales y violencia de género: un arma de doble filo

La dinámica del maltrato es compleja. La muerte no sucede de forma espontánea. Es el pico visible de una pirámide sustentada por formas sutiles (o no tan sutiles) de machismo y discriminación de la mujer, como son la publicidad sexista, el acoso callejero, la brecha salarial, ausencia de mujeres en puestos de responsabilidad, la culpabilización de las víctimas en las agresiones sexuales…

Estas formas sutiles también llegan a las nuevas tecnologías, que dan una nueva dimensión al control de la mujer por razones de género. De hecho, el ciberacoso ya se ha convertido en una nueva forma de violencia contra la mujer. Según la psicóloga Agurtzane García Rodríguez, especialista en violencia intrafamiliar de APYF Apoyo Psicológico y Formación, “las conductas de hostigamiento, el chantaje y la difusión de fotografías privadas, entre otras muchas, de forma repetitiva, sin el consentimiento de la víctima a través de internet, son una herramienta que los acosadores/agresores cada vez utilizan más para controlar efectivamente a su pareja o expareja.”

Según el estudio del Ministerio de Sanidad, El ciberacoso como forma de ejercer la violencia de género en la juventud, realizado en 2013, las actitudes sexistas que conforman la violencia de género en el ámbito offline se reproducen en internet y en las redes sociales. El estudio, centrado en jóvenes de ambos sexos entre 18 y 29 años, pone de manifiesto que una parte importante de los jóvenes siguen manteniendo conductas sexistas ante las mujeres.

Por otra parte, las consecuencias psicológicas y sociales para las víctimas son devastadoras, dado el potencial que tiene internet y las redes sociales a la hora de difundir exponencialmente un contenido. Acciones como suplantar la identidad, robo de contraseñas o difusión de contenido audiovisual de carácter sexual sin consentimiento, colocan a la víctima en una posición de vulnerabilidad, dado que su agresor puede hacer mucho daño sin tener si quiera un contacto físico con la víctima. Este acoso no solo provoca daños psicológicos como depresión o aislamiento social, sino que, de acuerdo con este estudio, termina en una exclusión digital, pues se limita que las jóvenes acosadas disfruten de internet con autonomía.

La buena noticia es que las redes sociales también permiten difundir de forma viral mensajes de igualdad, clave en la prevención de la violencia de género.

Según la psicóloga Agurtzane García, las redes sociales ofrecen apoyo a las víctimas. Gracias a estas iniciativas ven que no se encuentran solas y que hay lugares donde encontrar ayuda, incluso pueden consultar de forma anónima si no están preparadas aún para mostrar su identidad. De esta manera, los profesionales pueden empezar a trabajar con ellas. También existe la posibilidad de encontrar testimonios de personas que están en su misma situación y han logrado superarlo.

Existen numerosos recursos para consultar cualquier duda sobre violencia de género. Desde el teléfono contra el maltrato, el 016, hasta el directorio online de los centros de acogida para las víctimas de violencia de género. Por otra parte, la lista de recursos webs que hacen hincapié en la prevención y la sensibilización es larga. Algunos ejemplos son:

  1. Aula de sensibilización y prevención de la violencia de género: La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) junto con el Ministerio de Sanidad ofrece recursos para alumnos y profesores para evitar el sexismo y educar en igualdad.
  2. mehanviolado.com es un portal de ayuda online para víctimas de agresiones sexuales. Ofrecen apoyo y asesoramiento, pero también información sobre la cultura de la violación o mitos sobre este tipo de agresiones.
  3. e-igualdad.net, financiado por el Instituto de la Mujer y el Fondo Social Europeo, es un espacio donde conocer la situación de la mujer en la sociedad de la información. Encontramos estadísticas, análisis o estudios sobre la desigualdad de género en las TIC. Además ofrece un banco de experiencias y buenas prácticas para construir una sociedad de la información más igualitaria.
  4. Mi novio me controla lo normal es un blog creado por la psicóloga especialista en violencia de género Ianire Estébanez. Un espacio para “chicas confundidas por el amor que quieren desconfundirse”. En un tono desenfadado, pone en tela de juicio los mitos del amor romántico, y cómo alimentan las dinámicas de poder y control típicas de la violencia de género.
  5. Porque la igualdad es una cuestión que afecta por igual a hombres y mujeres, la Asociación de Hombres por la Igualdad de Género organiza cursos y talleres para acabar con el machismo. Resaltan que con la igualdad de género los hombres también ganan, pues los roles tradicionales de género también los asfixian.

Aún queda mucho trabajo por hacer para conseguir una sociedad más igualitaria y reducir las estadísticas de violencia de género. Y aunque internet y las redes sociales pueden ser otra herramienta más para ejercer la violencia contra la mujer, no hay que desdeñar su potencial para difundir de forma viral mensajes para eliminar los estereotipos sexistas. Está en nuestra mano como comunicadores, médicos, psicólogos, asistentes sociales, abogados, como ciudadanos, en fin, utilizarlo de la mejor manera posible.

 

Experta en marketing de contenidos, redes sociales y blogging. Mi objetivo: darte las mejores herramientas para mejorar tu reputación médica online y convertirte en el mejor médico 2.0.
Share on Facebook46Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn23Share on Google+0Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.