Hace unos meses publicábamos en este blog un artículo sobre buenas prácticas en redes sociales para crearnos una buena reputación médica online. Reglas básicas, casi de sentido común, y que por evidentes muchas veces las olvidamos a la hora de relacionarnos con nuestra audiencia en redes sociales. Y es entonces cuando caemos en errores de libro que ponen en peligro nuestra trayectoria profesional, nuestro prestigio, muchos años de buena práctica.

Reputación médica online buenas prácticas en redes sociales ii

Quizá pienses que la forma de interactuar en Saluspot, Facebook o Twitter son chorradas, tonterías… ¿Qué necesidad tengo de caer bien a los demás?, ¿qué más dará el tono de mi lenguaje?, ¿a quién le importa si comparto buena información o cuido de mi ortografía?… Pues bien, para demostrarte que mantener buenas prácticas en internet y redes sociales no es ninguna pequeñez, hace dos décadas se creó el documento RFC1855 (Request for Comments 1855) para regular las conversaciones en la red.

Este manuscrito es lo que hoy conocemos como netiqueta o conjunto de normas de comportamiento general en internet. Este vocablo viene del francés y se utiliza en todo el mundo para designar la adaptación de las reglas de etiqueta del mundo real al online y tecnológico. Es una convención social, reconocida a nivel internacional y que puede variar según el país o la comunidad.

Como profesional de la salud 2.0 que participas en Saluspot u otras redes sociales de salud deberías aplicar los principios de la netiqueta cuando interactúes con otros usuarios, como e-pacientes y doctores. De esta forma…

  1. Escribe para personas. Recuerda siempre que los destinatarios de tus artículos, respuestas, mensajes, etc., son seres humanos. Sé amable, trátales siempre con respeto y educación, gánatelos a base de simpatía y cercanía, y nunca digas o hagas nada que pueda herir sus sentimientos. Mucho cuidado con el humor y la ironía. Antes de escribir, empatiza con ellos y piensa en cómo te gustaría que se dirigiesen a ti.
  2. Utiliza el sentido común. Internet es como la vida misma y las normas de comportamiento son las mismas de la calle. Cíñete a lo que conocemos por buenos modales a la hora de interactuar con los demás.
  3. No grites. No escribas todo en mayúsculas, es como si gritases y además, dificulta la lectura. Si quieres destacar algo del texto utiliza otros recursos como la negrita o el subrayado. Redacta tus respuestas y artículos médicos de acuerdo a las reglas ortográficas establecidas. ¡No te las saltes!
  4. Saca lo mejor de ti. Cuando escribas un artículo o respondas una pregunta en Saluspot enseña siempre tu lado bueno. Educación, respeto, simpatía, cercanía, amabilidad, voluntad de ayudar… Todo eso importa tanto como el contenido de tu mensaje. Muchas veces la clave no está en lo que dices sino en cómo lo dices.
  5. Comparte tu saber. En internet y redes sociales se valora mucho a las personas que comparten su conocimiento con los demás. Si además lo haces de forma desinteresada, te ganarás la simpatía y la confianza de tu audiencia.
  6. Huye de la polémica. Discutir abiertamente con otros doctores en Saluspot solo sirve para generar desconfianza entre los usuarios y ganarte críticas y detractores dentro de la comunidad médica. Limítate a dar tu opinión sin entrar en enfrentamientos o rifirrafes con otros profesionales. No caigas en provocaciones, no tomes las cosas como algo personal y nunca trates de imponerte a los demás, basta con argumentar tus respuestas con datos objetivos como estudios, investigaciones, etc. El lector sabrá en quién puede confiar.
  7. No reveles datos de otros. Nunca facilites ni hagas públicos datos de usuarios y e-pacientes. Cuando respondas a una pregunta de salud, dirígete al usuario de forma impersonal, no hace falta que desveles su nickname. Hacerlo no aporta nada, al contrario, podría pensar que su identidad ha sido revelada y perder la confianza en el servicio. Recuerda que las preguntas médicas públicas son y deben ser siempre anónimas.
  8. No abuses de tu poder. Nunca trates de jugar con ventaja o utilizar tu posición para beneficiarte de otros.
  9. Sé imparcial y objetivo: Facilita siempre información veraz y aceptada por la comunidad científica internacional. Básate en datos, estudios, investigaciones, evidencias… Cita a tus fuentes y pon tus afirmaciones en boca de otros. Si opinas, deja claro que se trata de una opinión personal o tu propia experiencia. Deja a un lado la información partidista, comercial e interesada, genera desconfianza.
Licenciado en Periodismo y Máster en Dirección de Comunicación. Especialista en SEO y 2.0. Actualmente soy director de Contenidos y Comunicación de Saluspot. Tu salud es lo primero.
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn48Share on Google+4Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.