Las respuestas médicas en internet son ya una de las principales herramientas del marketing de salud. Cada vez son más las clínicas y doctores que las incluyen dentro de sus estrategias de comunicación con los pacientes. ¿Por qué? No cuestan nada, le proporcionan visibilidad y reputación online al médico, y aumentan la confianza del usuario en la figura del profesional sanitario, un aspecto clave de la relación médico-paciente.

Respuestas médicas: 6 consejos para conquistar al paciente

Por eso antes de quitarte la bata y volver a casa, en tus ratos libres o en los tiempos muertos de tu consulta, deberías aprovechar para responder las dudas de salud de los usuarios. Tus respuestas médicas contribuyen, no solo a orientar mejor a las personas que buscan información sanitaria en internet –dos de cada tres pacientes lo hacen– sino a posicionarte como un experto en tu ámbito de actuación.

Si participas en Saluspot sabrás que facilitar respuestas médicas es muy sencillo. Además llegas a mucha gente multiplicando tus opciones de conseguir nuevos pacientes. Pero cuidado, a la hora de responder no todo vale. Hay ciertas pautas, muchas de sentido común, que debes cumplir para evitar errores que podrían perjudicar tu reputación online. Te las damos a continuación:

  1. Profundiza en tus respuestas

Responder por responder no te aporta valor. Los usuarios esperan que tus respuestas médicas les sean útiles y relevantes, que les orienten y les ayuden a entender cuál es su problema. Huye de respuestas tipo “ve al médico” sin explicar por qué, aunque sea por encima. Es una obviedad y los usuarios podrían sentirse decepcionados con tu contestación.

Si no lo tienes claro, es mejor que dejes esa pregunta y busques otra mejor que te permita profundizar y quedar como experto en la materia. Generarás confianza y mejorará tu reputación online.

  1. Da respuestas completas

A veces el usuario no sabe explicarse y es imposible darle una respuesta médica. Si la pregunta es incompleta o te falta información para responder en condiciones, dale alguna pista sin pillarte los dedos o poner en riesgo su salud.

Si sospechas cuál es el problema puedes plantearle, por ejemplo, posibles causas y soluciones, advirtiéndole de que careces de información suficiente para confirmar o descartar otras opciones. A veces basta con pautas generales para tranquilizar y contentar al usuario.

  1. Cuida los títulos

Los títulos de tus respuestas médicas son fundamentales. No solo porque resumen lo más importante del contenido y lo introducen, sino porque al ir en negrita Google les otorga un papel destacado en el posicionamiento web. Evita títulos como “Sí”, “No”, “Depende”, “Ve al médico”… Son cosas que puedes poner en el cuerpo de texto.

Utiliza títulos descriptivos que incluyan las palabras clave de tu respuesta médica lo más adelante posible.

  1. No hagas publicidad

Emplear tus respuestas médicas para vender o promocionar intereses particulares está mal visto, puede ocasionarte una pérdida de credibilidad y, a lo peor, una crisis de reputación. Los usuarios valoran y confían en aquellos profesionales que facilitan información útil y relevante para resolver una duda de salud. Lo último que esperan de ti es que les utilices para sacar tajada, así que no lo hagas nunca.

Sé imparcial y objetivo en tus respuestas médicas. Dales información de calidad y, sobre todo, si tienes que hablar de productos, marcas, tratamientos, fármacos, etc., no tomes partido ni te posiciones a favor ni en contra. Hazte eco de lo bueno y de lo malo, de los pros y los contras. Y, por supuesto, no te hagas publicidad. Hablar bien de uno mismo no tiene ninguna credibilidad y genera desconfianza.

  1. No entres en conflicto

Limítate a responder a las preguntas de los usuarios y no discutas con otros profesionales. Huye de polémicas y debates en tus respuestas médicas que, además de confundir al usuario, afearán tu imagen y reputación médica online, además de granjearte detractores dentro de la comunidad médica.

Recuerda que Saluspot es una plataforma para dar respuestas concretas a preguntas concretas, sin lugar para el diálogo, las alusiones personales o los debates entre profesionales sanitarios.

  1. Sé amable

Muéstrate cordial y cercano en todas tus respuestas médicas a los usuarios. Jamás les faltes al respeto ni les vaciles, incluso si sus preguntas te parecen absurdas y soeces. Empatiza con ellos y preocúpate por sus problemas, hazlos tuyos. Así te ganarás no solo su confianza y credibilidad, sino su favor y simpatía. Muchas veces la clave no está en lo que dices, sino en cómo lo dices.

Licenciado en Periodismo y Máster en Dirección de Comunicación. Especialista en SEO y 2.0. Actualmente soy director de Contenidos y Comunicación de Saluspot. Tu salud es lo primero.
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn31Share on Google+0Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.