Pasas por el quirófano para hacerte unos retoques, la cirugía estética deja algunas cicatrices y decides salir a la calle un día soleado. ¿Ocurrirá algo malo para tu salud? El Dr. Juan Antonio Mira González, médico cirujano en la Clínica Doctor Mira, responde en esta entrevista a esa cuestión que tanto puede preocupar a los pacientes que se hayan sometido a intervenciones estéticas, plásticas y reparadoras. Descubre si el sol es enemigo de la cirugía.

Las heridas quirúrgicas de cirugía estética pueden ocultarse de los rayos solares habituales.

¿Es recomendable una cirugía estética si las cicatrices van a exponerse al sol?

La contraindicación de intervenciones en verano entra más dentro de la leyenda urbana de la época en la que los centros sanitarios carecían de lo más elemental (climatización, higiene, etc.). La pigmentación del sol sobre las cicatrices se ha exagerado. Sobre todo porque es una alteración cosmética muy fácilmente evitable.

¿Qué problemas de salud pueden dar esas cicatrices?

Los cirujanos plásticos escondemos siempre todo lo que podemos de la exposición visual (y solar) nuestras incisiones. Por eso no debe darse más importancia de la que tiene: cualquier herida quirúrgica de cirugía estética será fácilmente escamoteable de los rayos solares habituales. Los problemas de salud son reducidos. Desde siempre hemos sabido que el sol, racionalmente utilizado, es un gran antiséptico y cicatrizante.

¿Qué ocurre con los rayos solares?

Aunque sus rayos ultravioleta pueden pigmentar y sus infrarrojos deshidratar la zona de exposición, sobre una herida quirúrgica ya cicatrizada solo se llegaría a una alteración importante de la misma con una exposición intensa y descuidada. Conviene proteger e hidratar las cicatrices a medida que evolucionan, pero racionalmente.

El protector solar y el bañador pueden servir para proteger las cicatrices del sol.

¿Cómo pueden tratarse esos problemas?

Se ha hablado mucho de la pigmentación de una cicatriz por el sol. En 40 años de experiencia en cirugía estética prácticamente no he visto ninguna que haya alterado o preocupado seriamente al o a la paciente. Tal vez por la prevención que hoy se hace como hemos dicho: una cicatriz de cirugía estética en evolución se puede ocultar fácilmente, según su posición y su tamaño con la ropa, con unas gafas, con un sombrero, con un bañador, en fin, desde con un filtro solar pantalla total hasta con una pequeña banda adhesiva (tirita).

¿Cuánto tiempo debería pasar para que la piel pueda exponerse al sol tras una intervención estética?

No hay una regla exacta, pues depende de cada tipo de piel y de las características de la intervención practicada. En general, para una exposición prolongada (para tomar claramente el sol) deben esperarse al menos dos meses y siendo puristas, hasta un año. Y desde entonces prudentemente y con filtro solar siempre. Como en otras parte del cuerpo. Sin asustarse, pensemos que el sol es un antiséptico… y también un cancerígeno. Todo dependiendo de la frecuencia e intensidad de la exposición y del tipo biológico de la piel.

¿Alguna recomendación para proteger estas cicatrices de la exposición solar?

Pensar en ellas: hidratar y proteger. Sin obsesionarse. Su cirujano plástico al día le aconsejará acertadamente sobre ello.

Para más información, puedes:

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook16Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn21Share on Google+1Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.