Casi un millón de personas se suicidan cada año en el mundo sin contar a quienes lo intentan, según indica la Organización Mundial de la Salud. El 10 de septiembre se celebra el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, un problema que cada vez afecta más a los jóvenes tal y como señala Rocío Mederos Machín, psicóloga clínica y de la salud. Esta profesional del Centro de Psicología Venegas indica en esta entrevista de qué forma puede prevenirse el suicidio y si la difusión de este fenómeno en los medios de comunicación es contraproducente o ayuda a evitarlo.

El apoyo de los seres queridos es clave para prevenir el suicidio.

¿Qué puede llevar a una persona a pensar en el suicidio?

Todas las alteraciones significativas de nuestro bienestar mental y emocional, como traumas infantiles, abusos sexuales, no superar la muerte de un ser querido, una enfermedad terminal, etc. son vivencias que requieren de una personalidad resiliente. También la depresión, la esquizofrenia o el abuso de alcohol y otras sustancias presentan una alta tasa de muertes por voluntad propia.

¿Hay algún grupo de población en riesgo?

Según los estudios, los hombres presentan un mayor porcentaje de fallecimiento por suicidio, con una tasa aproximada de 15,0 frente al 8,0 en las mujeres por cada 100.000 habitantes. No obstante, ellas manifiestan mayores intentos. Un dato preocupante es el aumento de adolescentes y jóvenes (de entre 15 y 30 años) que mueren por esta causa.

¿Es posible detectar si alguien piensa suicidarse?

Algunas personas sí verbalizan el deseo de acabar con su vida o el hecho de no encontrar solución a sus problemas. Podemos fijarnos en si la persona muestra laceraciones en el cuerpo, conductas de despedida, consumo de sustancias, arreglo de papeles legales como testamento o seguros, e incluso un comportamiento tranquilo tras un periodo largo de malestar psicológico.

El abuso de alcohol es un factor de riesgo para el suicidio.

¿Es posible prevenir el suicidio?

El suicida no suele responder a un impulso de satisfacción inmediata, sino a una planificación durante su malestar psicológico. Por eso debe recibir un gran apoyo familiar y social, así como ayuda profesional para superar su problema y mejorar su autoconcepto y sus habilidades comunicativas. Es necesario que asimile nuevos valores positivos y conductas adaptativas.

¿Qué protocolo debe seguirse cuando se detecta un suicida potencial?

Cada caso exige una intervención específica, aunque lo primero es evitar que la persona acceda a medios con los que suicidarse (armas, sustancias…), proporcionar apoyo psiquiátrico y psicológico, y procurar que el ambiente le dé seguridad y bienestar, a ser posible cerca de sus seres queridos.

¿Cómo puede actuarse en el caso de adolescentes y jóvenes?

El suicidio tiene muchos factores condicionantes, por lo que la intervención en el paciente debe ser multimodal e involucrar a la estructura sanitaria al completo. Las instituciones públicas deben promover guías y medios informativos de fácil acceso para familiares y pacientes. Hay que educarles en la importancia de los aspectos psicológicos positivos y emocionales, las habilidades sociales, los valores y las creencias. Así formaremos jóvenes sanos y alejados de las tentativas de suicidio.

El suicidio sigue considerado un tema tabú en nuestra sociedad.

En los medios de comunicación no suele hablarse abiertamente de suicidio, ¿por qué?

El suicidio sigue considerado un tema tabú en nuestra sociedad y no suele informarse de ello salvo que sea parte del foco central en una noticia. La práctica periodística asume la teoría del aprendizaje social, según la cual la noticia de un suicidio condiciona la imitación y favorece el riesgo de suicidio, por lo que los medios toman este fenómeno con precaución.

¿Informar del suicidio puede animar a cometerlo o ayudaría a prevenirlo?

Los expertos abogan por ambas ideas. La difusión puede inducir al suicidio por imitación social, pero un uso adecuado de la información puede beneficiar a quienes necesitan ayuda. Los medios periodísticos juegan un papel relevante en la prevención, siempre sin sensacionalismo y apostando por información ética, de concienciación sobre el impacto nocivo de este fenómeno en la vida de los afectados y sus familias.

¿Qué pautas deben tener en cuenta los medios de comunicación al informar sobre suicidios?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), junto con la Sociedad Internacional para la Prevención de Suicidios (IASP), publicó en 2008 una guía [documento en inglés] con medidas como suprimir el tono sensacionalista, no destacar las noticias, no detallar el método empleado ni el lugar exacto donde ocurrió o usar las imágenes con responsabilidad.

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook97Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn27Share on Google+0Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.