La tuberculosis es una enfermedad causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis. Ataca por lo general a los pulmones, pero también pueden afectar a otras partes del cuerpo, como riñones, cerebro y columna vertebral, según indica el Dr. Joan Carles March Cerdà, especialista en medicina preventiva. El 24 de marzo se celebra el Día Mundial de la Tuberculosis y en esta entrevista descubrirás las claves de esta enfermedad, como los síntomas, el diagnóstico, el contagio y el tratamiento.

La tuberculosis una enfermedad infecciosa y una de las principales causas de mortalidad a nivel mundial.

¿Cómo es de dañina la tuberculosis?

Si no se trata adecuadamente, puede ser mortal. La tuberculosis una enfermedad infecciosa y una de las principales causas de mortalidad a nivel mundial. En casi todos los casos puede tratarse y curarse con medicamentos, pero deben tomarse exactamente de acuerdo a las indicaciones del médico o la enfermera. La combinación de varios medicamentos hará más eficaz la eliminación de las bacterias e impedirá que estas se vuelvan resistentes a los medicamentos.

¿Cuáles son los síntomas de la tuberculosis?

Una tos intensa que dura 3 semanas o más, dolor en el pecho y tos con sangre o esputo (flema que sale del fondo de los pulmones). Otros síntomas son los siguientes: debilidad o cansancio, pérdida de peso, falta de apetito, escalofríos, fiebre y sudor durante la noche.

¿Cómo se contagia?

Se transmite de una persona a otra por el aire. Cuando una persona enferma de tuberculosis pulmonar o de la garganta tose, estornuda, habla o canta, las bacterias se liberan en el aire. Las personas que estén cerca pueden inhalar estas bacterias e infectarse. No se contagia si le das la mano a alguien, si se comparten alimentos o bebidas, si se toca la ropa de cama o los inodoros, si se comparte el cepillo de dientes o por besos.

Cuando la persona está infectada con la bacteria de la tuberculosis, su probabilidad de tener la enfermedad aumenta si:

  • Tiene la infección por el VIH.
  • Se ha infectado en los últimos 2 años por la bacteria de la tuberculosis.
  • Sufre otros problemas, como diabetes, que dificultan que el organismo combata las bacterias.
  • Consume alcohol en exceso o drogas ilícitas.
  • No recibió el tratamiento adecuado para combatir la infección de la tuberculosis.

El consumo de tabaco aumenta mucho el riesgo de contraer la tuberculosis y morir.

¿Cómo se diagnostica?

Existen dos tipos de pruebas que se pueden utilizar para detectar las bacterias en el cuerpo: la prueba cutánea de la tuberculina y los análisis de sangre. Si tiene una reacción positiva a cualquiera de las pruebas, es probable que le hagan otras para ver si tiene la infección de tuberculosis latente o la enfermedad.

¿Qué factores de riesgo influyen?

El consumo de tabaco aumenta mucho el riesgo de contraer esta enfermedad y morir. En el mundo se calcula que más del 20% de los casos de esta dolencia son atribuibles al hábito de fumar. Por otro lado, las personas infectadas por el VIH tienen entre 20 y 30 veces más probabilidades de enfermar de tuberculosis. El riesgo de desarrollar tuberculosis activa también es mayor en las personas aquejadas de otros trastornos que deterioran el sistema inmunitario. La combinación de la infección por el VIH con la tuberculosis es letal, pues la una acelera la evolución de la otra.

¿Es curable la tuberculosis?

Sí. Entre la segunda y la cuarta semana de tratamiento estándar realizado correctamente se negativizan las baciloscopias en la mayoría de casos de tuberculosis pulmonar. Aunque estas, por sí solas, no indican ausencia de capacidad contagiante. Lo más complicado del proceso de curación es la adherencia al tratamiento y los efectos secundarios de los medicamentos.

La tuberculosis es una enfermedad causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis.

¿Qué recomendaciones debe seguir el paciente?

Si la enfermedad es contagiosa, debe quedarse en su casa y no ir al trabajo o la escuela para no transmitir las bacterias a otras personas. Ser tuberculoso no debe impedir llevar una vida normal: cuando la enfermedad ya no sea contagiosa y el paciente no se sienta mal, podrá hacer las mismas cosas que hacía antes. Por otro lado, las personas infectadas por bacterias de la tuberculosis que no están enfermas pueden necesitar tratamiento para prevenir la enfermedad de tuberculosis en el futuro.

¿Es posible prevenirla?

Los pacientes con tuberculosis pulmonar son contagiosos hasta cerca de dos a tres semanas una vez que se comienza su tratamiento. Algunas precauciones son importantes:

  • Aislamiento de lugares de trabajo, escuelas y universidad y áreas con las muchedumbres.
  • Revestimiento de su boca y nariz mientras que tose o estornuda.
  • Eliminación adecuada y cuidadosa de tejidos. Generalmente se recomienda la quema o la eliminación en las bolsas de plástico tapadas.
  • Distribución de cuartos con las personas no infectadas.

Si quieres más información, puedes:

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook77Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn3Share on Google+0Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.