Llega el paso del Año Viejo al Nuevo y te apetece salir a bailar con… ¿tacones? ¿Es el calzado más apropiado para salir de fiesta? Por muy bien que te sienten, este tipo de zapatos puede provocarte problemas de salud tanto en los pies como en la cadera y la espalda. Así lo indica Salesa Macía Bellas, graduada en podología y experta en cirugía y biomecánica del pie en la Clínica Macía. En esta infografía descubrirás cómo los tacones pueden perjudicarte, pero también cómo evitar futuras dolencias. Ahora, ponte un calzado cómodo, da dos pasos al frente y… ¡y feliz año!

(Haz clic en la imagen para agrandarla).

Infografía sobre los zapatos con tacones.

 

Andar con tacones puede provocarte:

  • Alteración postural, inestabilidad en el tobillo y esguinces.
  • Contracturas en los gemelos.
  • Tensión de los músculos de la región posterior de la pierna y de la rodilla.
  • Alteraciones en la cadera, lordosis lumbar y dolores de espalda.
  • Metatarsalgias o bursitis.
  • Callos, durezas, juanetes o dedos en garra.

Cuando compres zapatos:

  • Escoge un tacón de 4 cm como máximo para que el peso del cuerpo se equilibre entre el antepié y el retropié.
  • Elige materiales que permitan la movilidad de los dedos.
  • Úsalos solo en ocasiones especiales.
  • Lleva un calzado de repuesto más cómodo.

Para más información:

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Google+0Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.