Desde hace algunos años, los wearables se han colado en nuestra vida. Estos dispositivos inteligentes nos sirven para medir nuestro rendimiento deportivo, para no olvidar medicación, para combatir el jet lag, hasta para controlar el glaucoma. No podían faltar para un mercado muy lucrativo: el de los padres preocupados. Uno de los mayores miedos entre los papás es la muerte súbita del lactante. La incidencia de este síndrome oscila entre   Read More ...