Nochebuena, Navidad, Año Nuevo… En estas fechas es difícil escapar a una comida familiar y, aunque los anuncios televisados nos muestren el lado dulce de estos reencuentros, la realidad enseña que no siempre es así. Cuñados fanfarrones, suegros entrometidos y sobrinos maleducados te invitarán a sus casas o entrarán a la tuya con el objetivo de criticar algo más que la comida. Elisa Herrero Calva, psicóloga general sanitaria en Psicología –   Read More ...