Para diferenciar unas encías sanas de unas que no, es necesario fijarse en el color. Las saludables no sangran, son rosa pálido, están firmes y tienen un perfil corrugado, mientras que las encías enfermas e inflamadas son rojas oscuras, están suaves y sensibles y sangran con facilidad. Esta pista la ofrece el Dr. Esteban Padullés-Roig, médico estomatólogo y licenciado en odontología en IOIB Dres. Padullés, que desgrana en esta entrevista las   Read More ...