Las vitaminas son nutrientes esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. En su gran mayoría no podemos sintetizarlas por nosotros mismos, por lo que la única forma de mantener los niveles óptimos es mediante la ingesta de alimentos, según explica el Dr. José Antonio Hernández López, especialista en medicina estética y nutrición en la Clínica Nutriestética. Descubre en esta entrevista si los suplementos vitamínicos son saludables.

Los suplementos aportan vitaminas de manera concentrada.

¿Qué tipos de vitaminas existen y para qué sirven?

Podemos englobarlas en dos grupos basándonos en su solubilidad en grasa, liposolubles (A, E, K y D), o en agua, hidrosolubles (las demás). Las vitaminas poseen acciones biocatalizadoras, fundamentales en la regulación de los procesos metabólicos, y antioxidantes. No nos aportan energía y tampoco las utilizamos como combustible. En conjunto, las funciones que pueden llevar a cabo todas las vitaminas son numerosas y diversas.

¿Hay vitaminas más importantes o necesarias que otras?

Cada una de ellas tiene su función específica en nuestro organismo por lo que todas merecen su importancia, ya que cualquier déficit o exceso supondría en mayor o menor medida un problema para nuestra salud.

¿Cómo podemos conseguirlas en la alimentación?

Las podemos encontrar en pequeñas cantidades en gran parte de los alimentos que normalmente consumimos. A decir verdad, únicamente podríamos excluir como fuente de vitaminas a los cereales refinados, el azúcar y el alcohol. Muchas de ellas son sensibles a la luz, al oxígeno, a las manipulaciones, a la temperatura… Por eso deberemos tener especial cuidado con estos factores que alteran su composición para poder aprovecharlas al máximo.

¿Son buenos los suplementos vitamínicos?

Con una alimentación variada y equilibrada sería suficiente para mantener los niveles de vitaminas recomendados. El consumo de suplementos estaría indicado para situaciones especiales (como una mujer embarazada, ya que tendría sus necesidades aumentadas), una dieta muy restrictiva o un requerimiento especial por deportes intensos o situaciones de estrés.

Una alimentación equilibrada sería suficiente para obtener vitaminas.

¿Encontramos en los suplementos lo mismo que en los alimentos?

Cuanto más natural, mejor. Los suplementos aportan las vitaminas que ofrecen los alimentos pero de manera concentrada. Si necesitamos un aporte extra es una buena opción, pero siempre será mejor llevar una alimentación saludable, equilibrada y variada.

¿Podemos consumir cuantas vitaminas queramos?

Todas tienen una dosis diaria recomendada, junto con una ingesta máxima tolerable por el organismo, donde nos indica el umbral de toxicidad de la misma. Sobrepasar dicho umbral es difícil, pero un exceso siempre podría conducir a un problema. Las vitaminas liposolubles se caracterizan por su mayor estabilidad y poder de almacenamiento en el cuerpo respecto a las hidrosolubles, que por su solubilidad en agua, su excedente sería excretado por la orina, por lo que estas últimas son más seguras en cuanto a sufrir un exceso.

¿Qué riesgos conlleva el exceso de vitaminas?

Aunque raramente ocurren casos de intoxicación por vitaminas, cada una de ellas conlleva un peligro en caso de exceder la dosis recomendada llegando a unos niveles nocivos para nuestra salud. El riesgo es que su función en nuestro organismo quede alterada produciendo alguna enfermedad, como la formación de depósitos de calcio en los riñones por un exceso de vitamina D.

Si quieres más información:

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn41Share on Google+0Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.