Las personas cantamos, ya sea en concursos, en conciertos o ¡bajo la ducha! Aunque cantar parezca tan fácil como abrir la boca y emitir sonidos, en realidad existe todo un trabajo de nuestro aparato fonador, al que debemos cuidar. Anabel González Campos, logopeda especialista en voz en Kineos, explica en esta entrevista qué cualidades debe tener un buen cantante y cómo podemos proteger la voz.

Las propiedades de la voz son: altura, intensidad, timbre y duración o tiempo de vibración.

¿Cuáles son las propiedades de la voz?

Las cuatro propiedades básicas de la voz son:

  • La altura o frecuencia de onda, que puede ser aguda, media o grave.
  • La intensidad o amplitud de onda, que será fuerte, débil o suave.
  • El timbre, que son los armónicos de la onda de la frecuencia fundamental, que varían y dan personalidad a la voz.
  • La duración o tiempo de vibración, que será larga o corta.

¿Es posible aprender a cantar?

Hay personas que nacen con un don y cantar les resulta tan natural como respirar. Sin embargo, deben seguirse ciertas indicaciones para evitar lesiones posteriores a nivel vocal y conseguir una mayor calidad en la voz. Cualquiera con una buena educación vocal y una fisiología adecuada podrá cantar correctamente.

¿Cómo debe ser el aparato fonador de un buen cantante?

El aparato fonador está compuesto, a grandes rasgos, por laringe, resonadores, pulmones y diafragma. Lo importante es cómo lo usamos: por ejemplo, unas cuerdas vocales sanas pueden sufrir un exceso o una carencia de tensión debido a diversos factores. La relajación y el tono de las estructuras implicadas, así como un buen uso de los resonadores, son fundamentales para una buena voz cantada.

¿Qué relación hay entre cantar y respirar?

Toda. La clave de una buena proyección vocal, de su intensidad y de sus armónicos, parte de cómo distribuyamos el aire, de la fuerza que apliquemos al espirar para emitir el sonido deseado y de la técnica empleada al respirar, ya que no respiramos igual cuando hablamos, cantamos o dormimos.

Gritar es un hábito que perjudica la voz.

¿Algún otro rasgo del organismo influye en que alguien sea buen cantante?

Es bueno mantener un equilibrio en todos los aspectos físicos que intervengan en el proceso vocal y una buena educación postural. En cuanto a la capacidad pulmonar y la respiración, es algo que con trabajo enseguida aumenta y mejora. Otro punto realmente importante es la relajación, tanto física como mental: nuestra voz está muy ligada a las emociones y los procesos mentales. También es necesario cierto ‘oído’ para la música y toda la amplitud de sonidos y armónicos que abarca.

¿Un cantante está más expuesto a problemas en el aparato fonador?

La voz es su herramienta de trabajo y la utilizan de forma intensa, por lo que están más expuestos a desarrollar una disfonía o una lesión. Si se sigue un buen entrenamiento vocal no tiene por qué haber problemas diferentes a los de cualquier persona que no cante.

¿Qué enfermedades pueden perjudicar la voz?

Las más graves son las invasivas con las estructuras del aparato fonador, como la parálisis o el cáncer, o enfermedades neurológicas que interfieran en el funcionamiento de esas estructuras, como el párkinson o la disartria, en las que la articulación es muy costosa y la tensión está muy presente. En un nivel menos grave encontramos las disfonías, que se producen por un desequilibrio en el funcionamiento de alguno o varios de los componentes del aparato fonador.

No fumar es un buen consejo para cuidar la voz.

¿Existen varios tipos de disfonía?

Pueden ser funcionales, orgánico-funcionales u orgánicas.

  • Las disfonías funcionales no presentan lesión en la laringe, pero las cualidades acústicas se encuentran alteradas por un abuso de la voz puntual, por esfuerzo o por mala higiene vocal (fumar, hidratación deficiente, etc.). Con una buena rehabilitación podrán ser tratadas.
  • Las disfonías orgánico-funcionales sí presentan lesión y son derivadas de una disfonía funcional no tratada a tiempo. Abarcan nódulos, pólipos, edemas y quistes, entre otros. Algunas requieren intervención quirúrgica además de la rehabilitación vocal.
  • Las disfonías orgánicas presentan lesión de origen orgánico, como una parálisis, sulcus o cáncer. En estos casos se intentará conseguir la mejor calidad vocal con las estructuras de las que dispongamos.

¿Qué malos hábitos debe evitar un cantante?

Debería no fumar, evitar el alcohol y las bebidas con exceso de azúcar y gas, no subir el tono por encima del ruido ambiental, no hacer ataques bruscos como gritar o carraspear, no tomar por costumbre cosas muy frías o muy calientes, huir de alimentos picantes o excitantes como el café, mantener una buena higiene de las mucosas y no usar la voz en caso de molestias y catarros: la recuperación podría ser más lenta.

¿Qué buenos hábitos debemos seguir para cuidar la voz?

El mejor consejo es la hidratación: beber mucha agua y aplicarse baños de vapor o vahos, pero sin menta ni similares ya que resecan más. También son importantes los hábitos respiratorios y de relajación. Y en caso de abuso vocal, realizar pequeños reposos.

Periodista encantado de acercarte los temas de salud que más te interesan de la mano de profesionales especializados.
Share on Facebook37Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn8Share on Google+0Pin on Pinterest0

You must be logged in to post a comment.